En Inmoversion somos conscientes de que la crisis del coronavirus es una problema social que nos atañe a todos y que todos debemos trabajar de manera conjunta para frenar su avance y protegernos, especialmente a los grupos de riesgo.

Y en cuanto a la gestión de visitas lo tenemos muy claro: lo primero es cuidar nuestra salud y a nuestra sociedad, así que estamos convencidos de que lo más prudente es seguir de manera estricta las indicaciones del Gobierno de España.

Actualmente, la mejor decisión es quedarse en casa y no exponerse a encuentros públicos que no sean estrictamente necesarios. Pero, como sabemos que esto puede durar un periodo amplio, hemos diseñado un protocolo de gestión de visitas, con el que operaremos una vez que comencemos a retomar la normalidad.

PROTOCOLO GESTIÓN DE VISITAS A VIVIENDAS

Hemos diseñado nuestro protocolo de gestión de visitas a viviendas basado en la información disponible sobre las vías de transmisión y medidas de seguridad que es aconsejable tomar, indicadas por fuentes de información oficiales, como el Ministerio de Sanidad, según las cuales:

Se transmite por gotas que se expulsan al toser o estornudar.

Los síntomas son fiebre, tos seca, dolor de garganta, dolor muscular o dificultad respiratoria.

Tanto vendedor como comprador deben valorar la pertinencia de realizar una visita.

Debes mantenerte informado. Sigue los comunicados oficiales y su evolución.

Medidas de prevención del vendedor:

Si algún miembro de la familia o de las personas que residen en la vivienda presenta síntomas, las visitas deben suspenderse.

Si la visita puede realizarse, realiza una correcta ventilación de la vivienda.

Evita saludar a las personas y el contacto directo.

Por seguridad e higiene no debe permitirse el acceso al baño.

La visita no debería durar más de 15 minutos.

Para hablar o aclarar dudas tras la visita, mejor por teléfono.

Medidas de prevención del comprador:

1º Si algún miembro de la familia o de las personas de tu entorno presentan síntomas, las visitas deben suspenderse.

2º Si la visita puede realizarse, no debería durar más de 15 minutos.

3º Evita saludar a las personas y el contacto directo.

4º Por seguridad e higiene no debes hacer uso del baño.

5º Las dudas y comentarios, al final de la visita a ser posible en la urbanización o en el portal.

Compartir Post