La moratoria del pago de hipotecas por el coronavirus es una de las principales medidas que ha adoptado el Gobierno de España para enfrentar la crisis en la que está inmerso el país actualmente. 

Esta medida pretende aliviar las cargas económicas de miles de familias que, debido a la crisis del coronavirus, están viendo sus ingresos mermados. Y es que, los españoles dedicamos alrededor del 30% de nuestros salarios al pago de estos productos financieros. 

Por eso, hoy en nuestro blog de Inmoversion, analizamos las claves de esta moratoria del pago de hipotecas por el coronavirus.  

¿Qué es la moratoria del pago de hipotecas?

Consiste en ofrecer al prestatario la posibilidad de retrasar los pagos de la hipoteca durante un periodo de tiempo determinado.  

En el caso de la moratoria aprobada por el Gobierno, de momento el plazo es de un mes, aunque es probable que esta se amplíe, si se alarga el periodo de estado de alarma. 

Requisitos para acogerse a la moratoria del pago de hipotecas

El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 determina que las personas que puedan beneficiarse de esta medida son deudores en situación de vulnerabilidad.  

Es decir, no es se trata de una moratoria universal, sino que está limitada a trabajadores por cuenta ajena o autónomos que estén en dificultades económicas debido a la crisis del coronavirus. 

A continuación, analizamos los principales requisitos: 

  • El deudor ha pasado a ser desempleado en esta crisis o, en caso de ser empresario, que sufra una pérdida “sustancial” de sus ingresos o una caída “sustancial” de sus ventas (al menos 40%). 
  • Que los ingresos de los miembros de la unidad familiar no superen, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM).  

Este límite se incrementará en 0,1 veces por cada hijo a cargo (o en 0,15 veces si la unidad familiar es monoparental) o por cada persona mayor de 65 años que sea miembro de la unidad familiar. El límite subirá a cuatro veces el IPREM si la familia tiene un miembro con discapacidad superior al 33%, dependencia o enfermedad que le incapacite, o a cinco veces el IPREM si la persona a cargo tiene parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, entre otros supuestos. 

  • Que la suma de la cuota de hipoteca, gastos asociados y el pago de suministros básicos representen el 35% o más de los ingresos netos de todos los miembros de la unidad familiar. 
  • Que se haya producido una “alteración significativa” de las circunstancias económicas de la unidad familiar como consecuencia de la emergencia sanitaria, que implique que el esfuerzo que supone la carga hipotecaria en los ingresos del hogar se haya multiplicado, al menos, por 1,3.  

Cómo pedir la moratoria de hipotecas por el coronavirus

La moratoria del pago de la hipoteca por la emergencia sanitaria se deberá pedir directamente en la entidad bancaria en donde se tiene adjudicado el préstamo. 

Ahí deberás presentar los documentos que acrediten que cumples los requisitos para beneficiarte de este aplazamiento del pago de tu préstamo.  

Estos son algunos de los documentos que podrán solicitarte: 

  • Si estás desempleado a consecuencia de la crisis del coronavirus, deberás presentar un certificado emitido por la entidad que gestione tus prestaciones en el que se indique cuánto cobras cada mes. 
  • Si eres autónomo, un certificado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria –o el órgano competente en cada comunidad- que indique el cese de la actividad. 
  • Para mostrar la situación familiar en la vivienda, te podrán pedir libro de familia, certificado de empadronamiento de cada persona, documento que acredite la pareja de hecho o de dependencia o discapacidad. 
  • Para indicar que eres titular de la casa, una nota simple del Registro de la Propiedad y las escrituras de compraventa y de la hipoteca. 
  • Una declaración en la que certifiques que cumples con los requisitos que impone la ley. 

Una vez solicitada, tu banco tendrá 15 días para concederte la moratoria de hipoteca por la crisis del COVID-19. 

En definitiva, la emergencia sanitaria desatada por la pandemia del coronavirus está complicando la situación económica de muchas familias, pero medidas como la moratoria del pago de hipotecas pueden ayudar a superar esta crisis con más facilidad.  

También te recomendamos:

Adoptamos un protocolo de visitas a viviendas ante la crisis del coronavirus
Comprar vivienda: La letra pequeña de las hipotecas

 

Compartir Post