Si estás pensando en hacerte propietario de una vivienda y quieres optar por comprarle a un particular en lugar de a la agencia inmobiliaria o una promotora, en Inmoversión te damos los detalles que debes saber antes de comenzar el trámite. 

Ventajas de comprar un piso a un particular

Ante todo, la principal ventaja de comprar un piso a un particular reside en un ahorro en el precio final que pagaremos. Normalmente las agencias inmobiliarias cobran un porcentaje, que ronda el 5% del valor de la vivienda, por gestionar la compraventa. Además, en una compra tú a tú con el propietario siempre podrás negociar el precio, aunque este debe adaptarse al mercado. 

La información, lo primero

Antes de decantarnos por una vivienda debemos recopilar cierta información necesaria, especialmente la relacionada con el precio de venta de las viviendas de la zona. Lo ideal es que el precio del piso se sitúe en la media de lo que dicta el mercado. Si está muy por encima o muy por debajo deberíamos ponernos en alerta. De manera paralela, es importante que consultemos el Registro de la Propiedad para cerciorarnos de que se trata de una transacción legal y que todo está en orden. 

Conocer los derechos y obligaciones a los que estarás sujeto durante la transacción de compra también es vital en este proceso, así como cerciorarnos de que todo lo acordado está por escrito y documentado de manera clara y precisa. Asimismo, si vas a pedir una hipoteca, debes informarte bien de todo lo que conlleva

Pasos a seguir para la compra de un piso

Tras elegir la vivienda y hablar con el vendedor será primordial firmar el contrato de arras.  A través de este documento, se establecen las condiciones pactadas para el proceso de compraventa, se reserva el derecho de compra del comprador, mientras que el propietario se compromete a vender el inmueble a esta persona. La firma de la escritura de compraventa también es necesaria. En este caso, además del propietario, el comprador y el notario, si el pago de la vivienda se realiza mediante hipoteca, también debe asistir a la firma un representante del banco.

Posteriormente se fijará la fecha de la firma del contrato ante notario, para la cual tanto el comprador como el vendedor tienen que haber reunido toda la documentación necesaria para la firma. Entre los documentos legales debe encontrarse la escritura de la vivienda, los documentos identificativos de ambas partes, la referencia catastral y certificados tanto energético como los que aseguran los correspondientes pagos en la comunidad en que el piso está. 

Aunque no es estrictamente necesaria la presencia de un notario, sí que es muy aconsejable acudir a uno. Este profesional certificará que todo el proceso es perfectamente legal y que la documentación aportada es la correcta.

Cambia la documentación a tu nombre

Tras la firma y puesta en marcha del proceso, habrá que cambiar la titularidad de la documentación. Las nuevas escrituras deben depositarse en el Registro de la Propiedad para su inscripción con los nuevos datos. Así, la vivienda ya constará con el nombre del comprador como nuevo propietario. 

De la misma manera, es interesante avisar a la comunidad de propietarios de que habrá un nuevo miembro, así como modificar la titularidad de los suministros tales como el agua, la luz y el gas. 

Gastos de la compraventa

Como toda transacción inmobiliaria, la compraventa de un piso también conlleva unos gastos que tendrás que tener en cuenta. El pago de la plusvalía corresponde al vendedor, al igual que el contrato de eficiencia energética. Sin embargo, el comprador se hará cargo del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, así como los derivados de los registros y las licencias de segunda ocupación. 

Los gastos de escritura pueden dividirse, o acordarse de que los pague por completo una de las dos partes. Lo mismo ocurre con el recibo de la contribución del año en curso que, aunque le llegará automáticamente al vendedor, puede pactarse en un pago proporcional.

Aunque todos estos pasos pueden parecer tediosos y difíciles, recuerda que puedes solicitar ayuda de un asesor o una notaría para que todo el proceso sea más llevadero y asequible. 

Te recomendamos:

Doble garantía hipotecaria: Todo lo que debes saber

Adición de herencia: ¿Qué es y cómo se lleva a cabo?

Compartir Post
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday