¿Ya has comprado tu vivienda nueva y sabes qué día podrás entrar a vivir? Pero ¿has gestionado los contratos de suministros para asegurarte de que tendrás agua, gas o luz?  

Es frecuente que estos trámites se dejen para cuando ya se habita la vivienda, pero esto suele ser un error, ya que las altas de contrato y de servicio suelen requerir varios días y podrías verte obligada a vivir unos días sin alguno de estos suministros básicos. 

Por eso, hoy en nuestro blog de Inmoversion analizamos cuál es el proceso que hay que seguir para dar de alta la luz y el agua cuando se compra o vende una vivienda o cambiar la titularidad.  

Contratos de luz y gas: plazo para darlos de alta

Para dar de alta suministros como el agua o la luz, es necesario ser titular del contrato. Y, como habitualmente, los titulares de estos servicios eran los propietarios anteriores, será necesario contemplar un periodo de 15 días que será necesario para hacer el cambio de titularidad. 

Después, se necesitarán alrededor de 7 días para dar de alta estos servicios. Por lo tanto, este trámite debería de iniciarse en torno a un mes antes de entrar a vivir en la vivienda.  

Cambiar el titular en contratos de luz y gas

 Las compañías de electricidad o gas en España (NaturgyIberdrola, EDP…) suelen solicitar la siguiente documentación para realizar un cambio de titularidad:  

  • Documento de identidad o DNI. 
  • Número de cuenta bancaria a nombre del titular. 
  • Dirección exacta de la propiedad.  
  • Código de suministro de la vivienda (en caso de poseerlo). 

También se pueden requerir los siguientes documentos, para justificar la titularidad: 

  • Contrato de arrendamiento en vigor. 
  • Contrato de compraventa. 
  • Certificado de empadronamiento en el domicilio donde se encuentra el punto de suministro. 
  • Sentencia de divorcio en la que se le asigna el uso de la vivienda. 
  • Declaración de herencia donde se le asigna el uso de la vivienda/local. 

Estos trámites se pueden realizar a través de una llamada telefónica, y generalmente no en necesario presentarse en una oficina 

Alta de gas y luz

Cuando se compra una vivienda de segunda mano, lo más común es que los suministros estén contratados y simplemente haya que hacer un cambio de titularidad, como hemos explicado previamente. Sin embargo, cuando se trata de una vivienda nueva o que ha estado deshabitada durante un periodo de tiempo prolongado, es común que los suministros no estén contratados y haya que dar de alta todos los servicios. 

El alta de servicios tiene el mismo coste en cualquiera de las compañías que disribuyen sus servicios en la zona donde esté ubicada la vivienda, pero pueden tardar hasta 7 días en gestionar el trámite. 

Generalmente, deberás presentar la siguiente documentación en tu distribuidora si necesitas conectar el contador de gas: 

  • DNI, pasaporte o permiso de residencia. 
  • Certificado de la Instalación Individual de gas. 
  • Certificado de instalación térmica, en caso de tener calefacción a gas. 
  • Documento que vincule al titular con la vivienda (escrituras o contrato de compraventa). 

Y es posible que tu distribuidora necesite que presentes la siguiente documentación en el caso que necesites conectar el contador de luz: 

  • Licencia de primera ocupación o licencia de apertura para la primera contratación. 
  • Cédula de habitabilidad. 
  • Certificado de instalación eléctrica (CIE). 
  • DNI, CIF, NIF, pasaporte o permiso de residencia. 

En definitiva, realizar el cambio de titularidad o alta de los contratos de suministros es un tema sencillo, pero puede llevar hasta un mes, por lo que es aconsejable realizarlo antes de mudarse a la nueva propiedad.  

Te recomendamos:

Moratoria del pago de hipotecas por el coronavirus

Compartir Post