Comprar casa es sin duda un proceso complejo, y lo es sobre todo cuando para hacerlo es necesaria una hipoteca. 

En inmoversion somos consultores expertos en la compraventa de vivienda de particular a particular. Conocemos bien el sector y estamos acostumbrados a asesorar a nuestros clientes, por ejemplo, en la gestión de una hipoteca.  

Por eso, hoy en nuestro blog te contamos cuáles son los documentos que necesitas para realizar este tipo de trámites. 

Comprar casa: documentación necesaria para la hipoteca

Los documentos que se deben entregar para obtener una hipoteca para comprar casa son de tres ámbitos distintos: documentos personales, situación financiera personal, empleo y sobre la vivienda elegida (si ya se tiene). 

Documentos personales para comprar casa

DNI o NIE (para extranjeros) del titular o titulares que estén solicitando la hipoteca.  

Situación financiera y patrimonial

Declaración de la renta. Es preciso entregar la más reciente, para que así el banco pueda tener un resumen formal de la situación económica del último año. 

Préstamos. Para que el banco pueda valorar si el candidato a una hipoteca es solvente para hacer frente al pago de una hipoteca, además de demostrar sus ingresos, es necesario que se informe sobre otros préstamos de los que se sea titular, de manera que la entidad bancaria pueda conocer cuánto es el monto mensual que el candidato tendrá que destinar al pago de deudas.  

Antes de dar la información al banco, es recomendable tener al día los pagos de todas las deudas, para no levantar dudas sobre el compromiso o la capacidad de afrontar una deuda. 

Situación patrimonial. Se pedirán las escrituras de las propiedades que se ofrezcan como aval, tanto si se trata de propiedades pertenecientes al mismo comprador o si pertenecen a su avalista o avalistas. 

Extractos bancarios. La entidad bancaria podría solicitar los extractos bancarios recientes, los cuales contienen información que permite constatar la situación económica de los solicitantes. 

Resumen oficial de la vida laboral. Con este documento se ofrece información sobre todos los periodos en los que se ha cotizado en la Seguridad Social y los empleos que se han tenido. Es importante comprobar que está actualizada. 

Datos de empleo

En este ámbito, la información que se solicita es distinta si se trata de trabajadores por cuenta ajena o propia. 

Por cuenta ajena

  • Contrato laboral. El tipo de contrato que más beneficiará la concesión de la hipoteca será el contrato de funcionario o indefinido. La antigüedad será un factor que se tendrá en cuentpara valorar la viabilidad.En el caso de que el candidato sea funcionario, se valorará positivamente que la toma de posesión del puesto haya sido seis meses antes o más. 
  • Copia de las últimas nóminas. Sería suficiente con aportar los datos de los últimos tres meses. 

Por cuenta propia

  • La declaración anual del IVA y los pagos trimestrales del año en curso.  
  • La declaración anual de IRPF y las fraccionarias del año en curso. 
  • El justificante de haber pagado las últimas cuotas de autónomos. 
  • El justificante de haber realizado los últimos pagos a la Seguridad Social. 

Documentos sobre la vivienda

En caso de que ya se haya elegido una vivienda, se deberá aportar la siguiente información. 

Contrato de arras. Este documento, que en realidad no se trata de un contrato, servirá para que la entidad haga una valoración sobre la concesión de la hipoteca.  Pero no se trata de un documento indispensable, ya que es común que se pida la hipoteca antes de tener acordada la compra de una vivienda. 

Escritura del inmueble. Si ya está firmado el contrato de compra venta. 

Información relativa al inmueble. Es preciso solicitar una nota simple en el Registro de la propiedad. En este documento se incluirá la siguiente información: 

  • Tipo de finca que es el inmueble (solar, casa, prado o un elemento común perteneciente a una comunidad de propietarios). 
  • Superficie del inmueble. 
  • Usos de la propiedad según el plan general de ordenación urbana del municipio en el que esté situada la vivienda. 
  • Si se trata de una comunidad de propietarios, el documento informa sobre la cuota de participación en la misma, de manera que se sepa qué capacidad tendrá el propietario de afectar a decisiones relevantes en las reuniones de comunidad, así como qué porcentaje se tendrá que pagar en caso de derramas que afecten al conjunto de propiedades.  
  • Referencia catastral básica. 
  • Titularidad de la propiedad. 
  • Podría incluir el número de identificación fiscal. 
  • Si este inmueble ha sido comprado como bien privativo (solo de una persona) o ganancial (el más común en el caso de un matrimonio que adquiere esta vivienda como residencia familiar). En el caso de que esa finca sea un bien ganancial, no existe garantía de que en la nota simple aparezca el nombre del cónyuge del titular. 
  • También puede ofrecer información de cómo alcanzó el grado de propietario el dueño actual de la vivienda. 

En definitiva, solicitar una hipoteca es un proceso complejo que requiere que se demuestre la solvencia económica del futuro beneficiario mediante la entrega de información extensa y detallada que acredite la situación financiera y patrimonial. 

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos:

Términos inmobiliarios clave ¿Los conoces?

Compartir Post