Comprar una vivienda vacacional puede ser una buena idea tanto para disfrutar de las vacaciones en una casa propia como para sacar rentabilidad durante el resto del año. Si te planteas adquirir una vivienda de estas características, debes tener en cuenta que no es una vivienda cualquiera, es decir, que nuestros objetivos son distintos y la compra también lo será. Por eso, desde Inmoversion te damos algunos consejos para comprar una vivienda vacacional y que no perjudique a tus finanzas. 

Para empezar, debemos valorar un aspecto crucial que marcará nuestra compra: si destinaremos la vivienda únicamente a nuestro disfrute o si la contemplamos además como una inversión. De esta decisión partirá todo el proceso de compra, pues buscaremos características diferentes en la vivienda en venta. 

Aspectos a valorar para comprar tu vivienda vacacional 

La ubicación de las viviendas y la frecuencia de uso que le daremos son también muy importantes para la elección del inmueble. Si pretendemos acudir a ella con frecuencia, por ejemplo para los fines de semana, la vivienda deberá estar lo más cerca posible; si por el contrario solo la queremos para las vacaciones más largas, podemos permitirnos una vivienda más lejos de nuestra primera residencia, en la costa, por ejemplo. 

También puede ser que tengamos la ubicación previamente definida porque haya sido nuestro sitio de veraneo durante varios años. En este caso, lo más importante es realizar un pequeño estudio de los otros inmuebles de la zona, su oferta, demanda y precio medio, para hacernos una idea de lo que podemos permitirnos y lo que no. 

Otra pregunta que debemos plantearnos es: ¿Qué tipo de vivienda queremos? Esto dependerá de las necesidades de cada comprador, ya que no es lo mismo una vivienda para una familia numerosa que para una pareja o una persona, por ejemplo. Los pisos son prácticos y algo más fáciles de mantener, pero una vivienda más grande quizá nos asegure una mayor rentabilidad, dependiendo de la zona y del público que la visite. 

Algunos aspectos más prácticos que debemos valorar como compradores son los gastos anuales que nos supondrá la vivienda, los servicios cercanos (farmacia, centro médico, etc.) y si el acceso a la vivienda es fácil. 

Vivienda vacacional como inversión 

Piensa en la siguiente situación: has comprado una vivienda vacacional y te has dado cuenta de que no la usas tanto como pensabas y que sus gastos superan tus previsiones. Es señal de que ha llegado el momento de alquilarla para sacarle rentabilidad. Para ello, no necesitas hacer una gran reforma; bastará con redecorarla y prepararla para los futuros inquilinos. 

En este caso, una vivienda en una zona turística valorada y con servicios cercanos será más rentable al alquilarla, por lo que te recomendamos que te plantees estos aspectos desde el principio del proceso de comprar casas destinadas para inversión. 

Por el contrario, si desde el principio pensabas en la compra como una inversión y no como disfrute, debes priorizar la rentabilidad que puedas obtener en lugar de la frecuencia de uso o las necesidades del comprador. Puede que sí vayas a disfrutar de ella en algunas temporadas, pero si durante la mayoría del año estará alquilada, debemos dar prioridad a los aspectos prácticos que convierten la compra en una inversión positiva. Para ello debes fijarte primero la rentabilidad que quieres obtener y a partir de ahí estudiar el mercado de venta de pisos en la zona.

Para comprar una vivienda vacacional como inversión, te desvelamos los principales aspectos que debes tener en cuenta para introducirla en el mercado de casas y pisos en alquiler: 

  • Si podrás compensar los gastos derivados de la compra y los suministros con el alquiler 
  • El precio de alquiler de las viviendas con características similares en la misma zona 
  • Si tienes posibilidades de alquilar la vivienda durante todo el año o solo en periodos vacacionales 

Por último, te aconsejamos que para comprar tu vivienda vacacional cuentes con el trabajo de asesores inmobiliarios, ya que te ayudarán a sacar el máximo partido a tu compra. 

 Si te ha gustado este artículo, también te recomendamos: 

6 razones por las que no consigues vender tu casa

Consejos para acertar en la compra de vivienda para invertir

Compartir Post