Actualmente poner un piso en alquiler es una de las fórmulas favoritas de inversión en nuestro país. Tanto si quieres alquilar un piso que tienes en propiedad o bien quieres comprar uno para alquilar, debes saber que es un negocio seguro en la gran mayoría de las ocasiones.  

Sin embargo, debemos saber que lo primero que quiere saber un propietario, cuando decide arrendar una vivienda, es la rentabilidad neta que podrá obtener. La cifra obtenida seguramente le sirva de guía para cerciorarse de que está llevando a cabo una buena operación y que le renta económicamente tener dicha vivienda alquilada.  

Ahora bien, ¿cómo calcular la rentabilidad de tu arrendamiento? Si todavía no lo sabes y necesitas tener conocimiento de ello, no te preocupes, en Inmoversion, te lo detallamos paso a paso en el siguiente artículo. ¡Coge papel y boli y haz tus cálculos!  

¿Qué es y cómo se calcula la rentabilidad neta de un alquiler? 

La rentabilidad neta de un alquiler corresponde al beneficio neto del arrendamiento. Sin embargo, no siempre es sencillo calcularla. 

Antes de proceder a ello, hay que tener en cuenta que factores como la ubicación, la conexión, servicios de la zona y las características y estado de la vivienda serán determinantes en el resultado final. Para llegar a conocer el beneficio neto de un arrendamiento, hay que calcular en un primer momento la rentabilidad bruta y, posteriormente, la rentabilidad neta. 

Rentabilidad bruta 

Para calcular la rentabilidad bruta de alquiler hay que considerar dos pilares fundamentales. Por una parte, los ingresos del arrendamiento y, por otro lado, el precio de la vivienda. Las fórmulas que se deben llevar a cabo son las siguientes:  

  • Total, de la Renta anual = Ingresos mensuales x 12 meses.  
  • Dividir el total de la Renta anual entre el precio de la compraventa.  
  • Multiplicar el resultado por 100.  

Pongamos como ejemplo que la vivienda tiene un valor de 200.000 € y que el alquiler de esta casa es de 800 euros. Los cálculos serían los siguientes:  

  • Renta anual = 800 x 12 meses. Total 9.600 €/anuales 
  • 9.600 € /200.000 € = 0,048% 
  • 0,048 % x100 = 4,8% 

La rentabilidad bruta sería del 4,8%. 

¿Cómo calcular la rentabilidad neta? 

Para calcularla tenemos que tener en cuenta el coste del inmueble, los ingresos anuales y los gastos anuales del inmueble que tenemos que restarlos de los ingresos. Los gastos que debemos tener en cuenta son:

  • Gastos de comunidad 
  • IBI 
  • Honorarios de gestión (en el caso de que tengamos contratada una empresa que gestione el alquiler). 
  • Seguros (debemos contar con el gasto del seguro de la vivienda y en el caso de que lo tengamos contratado, el seguro de impagos). 
  • Previsión de reparaciones.  

Si aplicamos todo esto al ejemplo anterior los gastos a tener en cuenta en la vivienda son: 

  • Comunidad de propietarios: 50 €/mes 
  • IBI: 20 €/mes  
  • Honorarios: 25 €/mes 
  • Seguros: 25€/mes 
  • Previsión de reparaciones: 30 €/mes 

Continuamos: 

  • Precio compra: 200.000 € 
  • Ingresos Brutos: 800 x12 meses = 9.600 €. 
  • Gastos alquiler: 150 x 12 meses = 1.800 €. 
  • Ingresos Netos: 8.000 €. 

Rentabilidad Neta: 8% 

En este caso, la rentabilidad neta de alquiler se situaría en un 8%. Una cifra que nos indica que la operación es rentable, ya que a partir de un 4% se considera una buena rentabilidad. 

Después de analizar la rentabilidad bruta y neta, solo te quedaría saber cuánto tiempo tardarás en recuperar el dinero invertido si lo alquilas. ¿Tienes alguna otra duda? Contáctanos y te ayudaremos en todo lo que necesites. 

Compartir Post