Determinar el valor de una vivienda es un trabajo complejo que requiere no solo visitar y conocer al detalle la propiedad, sino tener un conocimiento amplio del mercado y de los factores que afectan al precio de las casas y pisos. 

En inmoversion somos consultores inmobiliarios expertos en el sector y hoy te contamos cómo es el proceso para valorar una vivienda. 

Antes de visitar la vivienda

El proceso comienza cuando solicitas la valoración de tu vivienda: inmediatamente nuestros consultores inician una investigación.  

Aunque somos expertos en Madrid y conocemos el mercado inmobiliario de la capital a detalle, cuando se nos pide establecer el valor de una vivienda hacemos una investigación para asegurarnos de que tenemos la información más actualizada sobre el precio y las condiciones de la zona donde se encuentra tu vivienda.   

El consultor hará un análisis de las ventajas que ofrece la zona en la que está ubicada tu vivienda, como comercios, parques, escuelas, paradas de metro o autobús, centros médicos, etc. De esta manera, encontrará elementos que puedan subir el valor de la vivienda. 

Además, a partir de la información que nos proporciones sobre tu vivienda, buscaremos otras casas o pisos similares para saber a qué precio las están vendiendo otros propietarios, quienes, al fin y al cabo, son tus competidores en este proceso.  

Visita a la vivienda

Cuando el consultor inmobiliario visite tu vivienda, recorrerá la propiedad haciendo un análisis exhaustivo de las condiciones de la vivienda, tomará medidas, valorará el estado de los materiales, evaluará factores como la luz que se recibe, la antigüedad, la calidad de los materiales, etc.  

El consultor inmobiliario te hará muchas preguntas para conocer con la máxima profundidad posible la vivienda. Preguntas como: ¿qué reformas se han hecho recientemente? ¿cuál es la antigüedad de la caldera? ¿la vivienda está hipotecada? ¿la vivienda tiene algún problema estructural que conocas?  

A partir de tus respuestas y lo que observe tomará muchas notas que le ayudarán a establecer el precio. Asimismo, tomará las medidas de las estancias. 

Y lo más importante, hará un listado de todas aquellas características que hacen que tu vivienda destaque y que pueden subir su valor. 

Además, podría hacerte una serie de consejos sobre reparaciones que se pueden llevar a cabo y que, sin una gran inversión, aumentarían el valor de la vivienda. 

El objetivo de la visita es establecer un precio óptimo para tu vivienda, que solo se puede establecer a partir de un análisis con la perspectiva de un experto, ya que dos viviendas nunca son iguales. Y, aunque es verdad que actualmente incluso se puede valorar una vivienda con un formulario en internet, la realidad es que, sin análisis de un experto, el margen de error en la valoración de la vivienda es muy alto. 

Evaluación de la vivienda

A partir de la investigación realizada previamente y la información que el consultor haya reunido durante la visita y en las conversaciones contigo, te entregará un informe con una estimación del valor de la vivienda que considera óptimo. 

En cualquier caso, es importante que le comuniques a tu consultor cuáles son tus expectativas en la venta. Probablemente, tengas prisa en vender y prefieras bajar el precio para terminar el proceso cuanto antes, o quizá, todo lo contrario. Es probable que quieras obtener la máxima rentabilidad de la venta de tu vivienda, y no tengas prisa. Todo esto debes contárselo a tu consultor inmobiliario, para que ambos lleguéis a un acuerdo sobre cuál es la mejor estrategia de venta.  

Cuando termine este proceso, tendrás una estimación fiable del precio de tu vivienda y estarás listo para iniciar el proceso de venta, que en Inmoversion suele ser de menos de tres meses.  

Te recomendamos:

Cómo se determina el valor del suelo de una vivienda

Cómo conseguir una buena venta de piso de segunda mano

Compartir Post