Vender una vivienda es sin duda el objetivo y la función principal de un agente o consultor inmobiliario. Pero, para conseguirlo, un verdadero profesional debe de saber llevar a cabo varias funciones y cumplir con una serie de roles que le llevarán a una venta exitosa. 

En inmoversion somos consultores expertos en el sector inmobiliario y hemos hecho una selección de las funciones que consideramos más importantes para llevar a cabo estrategias de compraventa exitosas de una propiedad inmobiliaria. 

Ponerse en los zapatos del comprador

Quizá esta sea la principal clave de una venta exitosa. Un consultor inmobiliario que consiga hacer esto de manera real, será capaz de tomar decisiones como poner el precio adecuado a la vivienda, llevar a cabo un proceso de home staging, aconsejarte acomodar los muebles de manera que la casa se vea más atractiva o sugerir reparaciones importantes para aumentar el precio de venta.  

Lo importante es que el consultor inmobiliario entienda quién es su público y cómo mejorar el producto que quiere vender. 

Buscar al comprador correcto

Un buen consultor inmobiliario suele estar en contacto tanto con personas que quieren vender una propiedad inmobiliaria como con quienes quieren comprar, ya sea porque ha establecido una relación previa o porque cuenta con los recursos y canales adecuados para hacer este tipo de contactos. Por eso, debería de ser capaz de encontrar con rapidez al comprador adecuado para una vivienda determinada. 

Buscarte una nueva casa

Es muy común que cuando se va a comprar una casa es porque ya se planea vender una vivienda que se posee previamente. Un buen consultor inmobiliario debería de ayudarte en ambos procesos y coordinar las compraventas para causarte las menores incomodidades posibles. 

Contactarte con los mejores contratistas

Un buen consultor inmobiliario debe conocer su sector en profundidad. Y, por esto, una vez que haga un diagnóstico de tu vivienda y sepa cuáles son los arreglos y servicios que se necesitan para adaptarla y venderla de forma óptima, deberá poder contactarte con proveedores y contratistas que puedan llevar a cabo este trabajo de manera fiable y con excelentes resultados. 

Elegir la mejor oferta

La mejor oferta no es necesariamente aquella en la que más dinero se ofrece. Hay otros factores que pueden ser tanto o más importantes que el precio. Por ejemplo, la solvencia económica de los compradores o su urgencia para mudarse –ya que reduce la posibilidad de que den marcha atrás en el procesos-. Un buen consultor inmobiliario evaluará todos estos elementos, y te aconsejará qué oferta elegir. 

Ayudarte con hipotecas y otros trámites legales

Un buen consultor inmobiliario no solo conoce el sector inmobiliario desde el punto de vista comercial, sino que también conoce la legislación pertinente y los trámites necesarios para comprar, vender y habitar una vivienda. Así que deberá ser capaz de ayudarte en la realización de estos trámites, ya sea mediante la ejecución directa o mediante el asesoramiento de los pasos a seguir. 

En resumen, un buen consultor inmobiliario es una persona profesional y empática, que sabe implicarse en todo el proceso para realizar los trámites pertinentes y aconsejarte en los pasos que debes dar. 

Te recomendamos:

Reformas para aumentar el valor de tu vivienda

Cómo establece el valor de tu vivienda un consultor inmobiliario

 

 

Compartir Post