Elegir el tipo de viviendas que queremos y dónde comprar casa no es una decisión sencilla. Tanto si es para habitarla nosotros como si la compramos como una inversión, es una elección importante que marcará las posibilidades de la casa en el mercado inmobiliario. Para ayudarte a elegir entre todas las viviendas en venta, te contamos los factores más importantes para tomar una decisión entre urbanización o edificio. 

¿Qué factores debemos tener en cuenta a la hora de elegir qué tipo de casa queremos adquirir? En primer lugar, partimos de algo muy importante: si será nuestro próximo hogar o si por el contrario se trata de una inversión para sacar rentabilidad a largo plazo. Partiendo de esta decisión, podremos valorar otros aspectos de índole más práctica. 

Ventajas de comprar casa en urbanización 

Si la casa será para habitarla nosotros, debemos valorar nuestras necesidades. Por ejemplo, no es lo mismo buscar casa para una familia numerosa que para una pareja o una persona sola. En el primer caso, una urbanización de casas será seguramente la opción preferida, ya que entre sus ventajas se encuentran: 

  • La tranquilidad: suelen encontrarse en barrios familiares y más alejados del ajetreo de la ciudad. 
  • Mayor seguridad: esto es especialmente ventajoso en familias con niños, que podrán salir a jugar dentro de la misma urbanización. 
  • Suelen contar con servicios adicionales, como parques dentro de la urbanización o incluso gimnasios. 
  • Para familias con mascotas, vivir en una urbanización es un plus, ya que los animales disfrutarán más del aire libre que en barrios más céntricos. 

Ahora bien, ¿quién dice que una familia no puede vivir cómodamente en un edificio de pisos? Todo lo contrario; de hecho, nos permite una mayor movilidad y mayor facilidad a la hora de llevar a cabo reformas, así como una mayor versatilidad de los espacios. 

Ventajas de comprar piso en edificio

Comprar piso en un edificio también tiene una serie de ventajas que no debemos pasar por alto. Te las enumeramos a continuación por si te planteas valorar el mercado de venta de pisos: 

  • Mayor facilidad a la hora de hacer reformas: no es lo mismo acometer una reforma en una vivienda unifamiliar de dos o tres plantas que en un piso, por amplio que sea. 
  • Por regla general, si en el futuro queremos cambiar de casa y poner este inmueble en el mercado del alquiler, podremos sacar mayor rentabilidad a un piso de un edificio en una zona céntrica, ya que podremos alquilarlo muy fácilmente, por ejemplo a estudiantes. 
  • En este sentido, nos otorga una mayor flexibilidad a la hora de mudarnos, lo cual supone una gran ventaja. 
  • Por qué no decirlo, suele ser más fácil de limpiar y de mantener, aunque siempre hay excepciones. 

Pero, ¿qué aspectos más prácticos debemos valorar a la hora de hacer nuestra elección? Entre los más importantes se encuentran: 

  • Las necesidades y las preferencias de los futuros habitantes: número de habitantes, lugares de trabajo, lugares de ocio, estilo de vida, servicios que necesitaremos… 
  • El precio. 
  • La localización. 
  • Los servicios adicionales. 
  • La orientación de la vivienda. 

 

En definitiva, nuestra elección dependerá siempre de dos factores clave: si la destinaremos a nuestro disfrute o a inversión y las necesidades de los futuros habitantes. 

Te recomendamos:

Consejos para comprar una vivienda vacacional

Consejos para acertar en la compra de vivienda para invertir

Compartir Post