Una casa inteligente o smart home es una residencia que utiliza dispositivos conectados a Internet para permitir la supervisión y gestión remota de electrodomésticos y demás sistemas del hogar, como iluminación y calefacción.La tecnología del smart home, también conocida como domótica (del latín «domus» que significa hogar), brinda a los propietarios seguridad, comodidad, conveniencia y eficiencia energética al permitirles controlar dispositivos mediante una aplicación en su teléfono inteligente u otro dispositivo en red. 

Como parte de Internet de las cosas (IoT), los sistemas y dispositivos domésticos inteligentes a menudo operan juntos, compartiendo datos de uso de los consumidores entre ellos y automatizando acciones basadas en las preferencias de los propietarios. 

Cómo funcionan las casas inteligentes

Las casas de nueva construcción a menudo ya se construyen con una infraestructura de hogar inteligente. Las casas más antiguas, por otro lado, pueden someterse a procesos de modernización. Si bien hay sistemas domésticos inteligentes todavía se ejecutan en sistemas como X10 o Insteon, Bluetooth y Wi-Fi han ganado popularidad y formarán parte del futuro. Estas conexiones inalámbricas unifican todos los dispositivos en una misma red. Una casa inteligente no es una colección de dispositivos y electrodomésticos inteligentes dispares, sino que funcionan juntos para crear una experiencia conveniente y sencilla para el usuario. 

Todos los dispositivos están controlados por un controlador maestro de automatización del hogar, a menudo llamado hub de hogar inteligente. Este es un dispositivo de hardware que actúa como el punto central del sistema del hogar y es capaz de detectar, procesar datos y comunicarse de forma inalámbrica. Combina todas las aplicaciones dispares en una sola aplicación que los propietarios pueden controlar de forma remota. Ejemplos de centros de hogar inteligente incluyen Amazon Echo, Google Home, Insteon Hub Pro, Samsung SmartThings y Wink Hub.

En escenarios sencillos de smart home, las acciones se pueden programar o activar para que funcionen de manera automática. Los eventos programados se basan en un reloj interno, por ejemplo, bajar las persianas a las 18:00. Por otro lado, los eventos activados dependen de la interacción del usuario con el sistema automatizado; por ejemplo, cuando el teléfono inteligente del propietario se acerca a la puerta, la cerradura se desbloquea y las luces se encienden. El aprendizaje automático y la inteligencia artificial (IA) se están volviendo cada vez más populares en los sistemas domésticos inteligentes, lo que permite que las aplicaciones de automatización del hogar se adapten más eficazmente a sus entornos. Por ejemplo, los sistemas activados por voz, como Amazon Echo o Google Home, contienen asistentes virtuales que aprenden de la información que recopilan y personalizan la casa inteligente según las preferencias y patrones de comportamiento de los residentes. 

Ejemplos de tecnologías de hogar inteligente 

Casi todos los aspectos en los que la tecnología ha entrado en el espacio doméstico (bombillas, lavavajillas, etc.) han visto la introducción de una alternativa smart: 

  • Los televisores inteligentes se conectan a Internet para acceder al contenido a través de aplicaciones de vídeo bajo demanda o música. Algunos televisores inteligentes también incluyen reconocimiento de voz o gestos. 
  • Además de poder controlarse de forma remota y personalizarse, los sistemas de iluminación inteligente, pueden detectar cuándo hay ocupantes en la habitación y ajustar la iluminación según sea necesario respecto a la luz natural. 
  • Los termostatos inteligentes, vienen con Wi-Fi integrado, lo que permite a los usuarios programar, monitorear y controlar de forma remota la temperatura del hogar. Estos dispositivos también aprenden el comportamiento de los propietarios y modifican automáticamente su configuración. También pueden informar el uso de energía y recordar a los usuarios que cambien los filtros, entre otras cosas. 
  • Mediante el uso de cerraduras inteligentes, los usuarios pueden otorgar o denegar el acceso a visitantes de manera telemática. Las cerraduras inteligentes también pueden detectar cuando los residentes están cerca y desbloquear las puertas. 
  • Con cámaras de seguridad inteligentes, los residentes pueden monitorear sus hogares cuando están fuera o de vacaciones. Los sensores de movimiento inteligentes también pueden identificar la diferencia entre residentes, visitantes, mascotas y ladrones, y pueden notificar a las autoridades si se detecta un comportamiento sospechoso. 
  • El cuidado de las mascotas se puede automatizar con comederos automáticos. Las plantas de interior y el césped también se pueden regar mediante temporizadores. 
  • Hay disponibles electrodomésticos de cocina de todo tipo que pueden funcionar a la hora programada; refrigeradores inteligentes que realizan un seguimiento de las fechas de caducidad, hacen listas de compras o incluso crean recetas basadas en los ingredientes actualmente disponibles; ollas, tostadoras, lavadoras, secadoras, etc. 

Te recomendamos: 

Las visitas virtuales de pisos: el sector inmobiliario se digitaliza 

Cómo usar la domótica para convertir tu vivienda en una casa más segura 

Compartir Post
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday