Adquirir viviendas en venta de obra nueva es una opción muy valorada por los consumidores ya que se trata de casas que no han sufrido el desgaste del uso cotidiano y los precios suelen ser alrededor de un 15% más bajo que los de las casas y pisos ya terminados. 

No obstante, adquirir las propiedades cuando aun no están construidas, es decir, solo las conocemos en plano, supone algunos riesgos.  

En inmoversion somos consultores expertos en el sector inmobiliario y hemos seleccionado algunos aspectos que hay que tener en cuenta para evitar problemas al adquirir una vivienda en plano. 

Información es poder cuando se trata de adquirir viviendas en venta

Como ya hemos comentado en otros posts en este blog, cuando se va a adquirir una vivienda, es conveniente contratar a un experto que haga un peritaje y evalúe el estado de la propiedad. Sin embargo, cuando se planea adquirir una vivienda en venta sobre los planos es más difícil saber cuál será la calidad de la misma. En este caso, por lo tanto, lo más recomendable es recabar toda la información posible sobre la propiedad, los permisos de edificación y la promotora 

Conoce a la promotora inmobiliaria

Es aconsejable pedir los datos sobre la historia de la empresa, los propietarios, sus promociones pasadas y sobre su situación económica.  

Visita al registro de la propiedad o al ayuntamiento correspondiente

Aquí te darán información sobre si todos los permisos y licencias necesarios para la obra están en orden, así como sobre si la propiedad del solar está acreditada. 

Memoria de calidades de las viviendas en venta

Se trata de una relación detallada de los materiales que se prevé utilizar para la construcción de las viviendas, así como de las zonas comunes. También se dan detalles sobre las calidades de los acabados o las superficies de cada área. 

Pide los planos

Pide los planos no solo de tu vivienda, sino también del edificio completo –si se trata de un piso- para conocer información como las superficies de las habitaciones, la orientación de la vivienda, la disposición de las ventanas todos los equipamientos disponibles. 

Revisa el contrato

Aunque parezca una obviedad, es fundamental analizar a detalle los contratos para adquirir viviendas en venta, para asegurarse de que no hay cláusulas abusivas. Para esto, lo mejor es consultar con un experto en el sector inmobiliario que conozca las características que debe tener un contrato de este tipo. 

Es conveniente incluir una cláusula con penalizaciones en caso de que la promotora incumpla los plazos de entrega relativos a la vivienda. 

Pago con aval

Aunque esto también es obvio, es conveniente recordar que por cualquier pago que se realice se deberá exigir un comprobante. Además, es aconsejable comprobar que la promotora posee un aval bancario o un seguro que garantice la devolución de las cantidades entregadas si la vivienda no llega a construirse o sufre retrasos. 

Impuestos claros

La promotora debe informar con claridad si en el precio final se incluyen los impuestos correspondientes o si hay que sumarlos después. Actualmente, al comprar una casa nueva hay que pagar un 10% de IVA. 

Plazos claros

Es importante definir con transparencia cuáles son los plazos de entregas y de pagos, así como las formas en las que deberán llevarse a cabo. También es muy importante definir cuáles son las penalizaciones en caso de que el comprador se retracte y decida no adquirir la propiedad. 

En definitiva, comprar una casa sobre plano es una gran oportunidad para disfrutar de una vivienda totalmente nueva y a buen precio, pero es importante tomar las medidas adecuadas para prevenir posibles problemas durante el proceso de compra de la casa.  

Te recomendamos:

¿Cómo elegir tu primera casa?

¿Cómo elegir la ubicación perfecta de tu casa?

 

Compartir Post