Una casa ha de tener, por lo general, una decoración variada y versátil para que esta no caiga en el aburrimiento y, a la vez, se sienta que hay vida en ella. El verano es un periodo cargado de connotaciones frescas, luminosas y coloridas, debido a lo cual a continuación te vamos a servir unos consejos para la decoración de tu casa en verano

¡Di adiós a la oscuridad!

En verano es completamente imprescindible suprimir todos y cada uno de los accesorios que tengan una tonalidad oscuraTambién puede ser buena idea cambiar muebles oscuros que no sean necesarios por otros que dispongan de una mayor claridad. 

El blanco como referencia

El color blanco es el que más se identifica con el veranoEntonces, hemos de apostar por él en los espacios con utensilios fáciles de modificarcomo pueden ser por ejemplo los textiles (cortinas, sábanas, cojines, alfombras, etc.). 

Otros colores vivos son una magnífica opción

Aparte, también podemos emplear colores vivos, llamativos y alegres, como son los casos del amarillo, el azul claro o el verde. Una fantástica idea es llenar las paredes con cuadros que manifiesten una importante viveza cromática, ya que estos serán sustituidos en invierno por otros motivos decorativos completamente diferentes. 

Empleo de plantas y flores

El verano es el momento ideal para invertir tanto en plantas como en jarrones repletos de flores silvestres (si las cogemos del campo, mejor que mejor de cara a evitar gastos innecesarios). Las plantas han de decorar todo el hogarno únicamente el salónOtra idea para la cocina es colocar recipientes de cristal con hierbas frescas (romero, tomillo, perejil) y agua en su interior. 

Uso de estampados relacionados con el verano

Existen colecciones de estampados que guardan una estrecha relación con el verano. Estos pueden ser de árboles y frutos tropicales, flores, flamencos u otras clases de aves, etc. La decoración de tu casa debe hacer un guiño a esta tendencia, pero sin abusar de ella. 

Iluminación exterior

En el caso de que el hogar disponga de terraza o jardín, cuando cae la noche ha de existir cierta iluminación en dichos espacios, sin caer en los errores más comunes al iluminar una vivienda. La iluminación tiene que ser tenue con tal de producir una sensación acogedora y tranquila. Farolillos, guirnaldas o velas son las mejores opciones para decorar en este contexto. 

El mar siempre es algo ideal

Otro recurso decorativo que nunca falla en verano es el mar y todo lo relacionado con él. Podemos utilizar en nuestra casa algunos detalles que aluden a motivos marineros, como son por ejemplo corales, estrellas de mar, anclas, velas de barco, etc. Siempre en combinación con el blanco y el azul como colores principales. 

Útiles con un toque veraniego

Hemos de distribuir por toda la vivienda variados accesorios estivales hechos de mimbre, junco, hierro… en lugar de piezas tapizadas que por lo general dan calor y provocan un efecto cargante e, incluso, agobianteGuardar las mantas de lana y usar telas más frescas y ligeras es otra posibilidad a tener muy en cuenta. Los cojines de colores animan mucho en las habitaciones y el salón. 

Te recomendamos:

Cómo diseñar el jardín perfecto tras comprar casa o piso nuevo

Cómo elegir los mejores colores para pintar tu vivienda

 

Compartir Post