Hoy en día, la compra de una vivienda supone un importante desembolso inicial. Tanto, que incluso puede suceder que no tengas los suficientes ahorros para hacer frente al pago del inmueble que te gustaría adquirir. Por ello, en ocasiones son muchas las personas que necesitan que el banco les financie el 100% del valor de la tasación. Sin embargo, esta no es una acción sencilla, pues tengamos en cuenta que generalmente las entidades bancarias financian hasta un 80% del valor de tasación de la vivienda. Por tanto, ¿cómo podemos hacer para obtener el 20% restante?

En esta situación, debes conocer a la perfección qué es la doble garantía hipotecaria, en qué consiste y qué debes tener en cuenta a la hora de proceder a solicitarla a tu entidad bancaria. En este artículo que te ofrecemos hoy en Inmoversion, te explicamos todo con detalle. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la doble garantía hipotecaria?

La doble garantía hipotecaria supone que el 80% del valor de la vivienda lo cubres con la hipoteca de la misma (es decir, el inmueble que has hipotecado) y el 20% restante con una hipoteca sobre otro bien inmueble de tu propiedad o titularidad de otra persona, es decir, que te haya cedido como aval un tercero ( esta segunda vivienda debe estar libre de cargas). En definitiva, consiste en tener dos inmuebles para financiar una misma hipoteca.

De este modo, podrás llegar al 100% de la financiación. Formalizar una doble garantía hipotecaria es una de las mejores opciones para conseguirlo. También, si el banco no te concede el 100% del valor de tasación de la vivienda otras dos opciones a las que puedes optar son:

  • Aportar a un avalista que con propiedades avale la hipoteca firmándola.
  • Pignorar una cantidad que tengas en un depósito o en un fondo de inversión. Esta cantidad de dinero quedará bloqueada durante un tiempo y no se podrá tocar.

Aval vs doble garantía hipotecaria

En ocasiones, podemos confundir un aval de la doble garantía hipotecaria. Sin embargo, hay que tener en cuenta que son diferentes vías para obtener financiación y una tiene más riesgos que la otra.

Un aval bancario tendrá que ser responsable de la hipoteca en su totalidad en caso de impago. Es decir, tendría que pagar la deuda del titular del inmueble y para poder saldar los pagos, la entidad financiera accederá a su patrimonio.

En el caso de la doble garantía hipotecaria, no existiría tanto riesgo para el aval, ya que solo perdería hasta el 20% que ha avalado del inmueble.

Requisitos a cumplir para que el banco te la conceda

Si vas a comprarte una vivienda y tienes como idea solicitar una doble garantía hipotecaria para financiar la compra del inmueble, es importante que conozcas los requisitos que te puede pedir el banco que cumplas (aunque es posible que los requisitos varíen de un banco a otro, por lo que tendrás que consultar las condiciones de cada uno). Los requisitos principales son:

  • Que el inmueble sobre el que recaerá la segunda hipoteca esté libre de cargas.
  • Que el inmueble tenga un valor mínimo (por lo general, se establece en unos 100.000 euros).

A pesar de estos requisitos, la recomendación que te ofrecemos es que siempre tengas en cuenta todas las cláusulas y condiciones relativas al segundo inmueble antes de contratar una hipoteca con doble garantía hipotecaria.

En Inmoversion somos expertos en el sector inmobiliario. Contamos con una amplia experiencia y por ello, ofrecemos a nuestros clientes todo el asesoramiento que necesitan. Si todavía tienes dudas sobre algunos aspectos de la doble garantía hipotecaria, contáctanos.

Te recomendamos:

Compartir Post
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday