Los iBuyers son un tipo de agentes relativamente nuevos en el mercado inmobiliario, que te ofrecen comprar tu vivienda de manera muy rápida, para que puedas obtener dinero en efectivo en cuestión de días. Y, sí, a veces son una buena solución, pero también suponen importantes desventajas. Lo analizamos a continuación. 

¿Qué son los iBuyers exactamente?

Los iBuyers son empresas que compran casas directamente a su propietario, para después venderlasDe esta manera, edueño de la vivienda no tiene que contratar a un agente o agencia inmobiliariaanunciarla en portales, prepararla para la venta, comercializarla o mostrarla a compradores potenciales.  

iBuyers, simplifican el proceso

El proceso de venta con un iBuyer es muy sencillo y se puede hacer incluso sin visita a la vivienda. El propietario debe contactar al iBuyer y proporcionarle datos como el código postal en el que está la propiedad, la antigüedad o el estado de la casa y, utilizando datos y algoritmos matemáticos, el iBuyer predice el valor futuro de la vivienda. 

Con esta información, eiBuyer le presentará al vendedor una oferta en efectivo, que puede aceptar o rechazar.  

Si el propietario acepta la oferta, el iBuyer luego envía un representante para inspeccionar la propiedad y determinar si es preciso ajustar la oferta 

Tras esta inspección, se confirma la oferta y, si es aceptada por el propietario, este obtendrá su efectivo en unos pocos días o semanas, dependiendo de la fecha de cierre que elijan. 

Se trata de una opción muy favorable, sobre todo teniendo en cuenta, que gran parte de las personas que venden una vivienda es porque están pensando en adquirir otra, y esta es una manera fácil y rápida de disponer de efectivo. 

Por su parte, los iBuyers lo que suelen hacer con las propiedades que compran es arreglarlas y anunciarlas para la venta en mercado abierto o venderla a inversores. 

iBuyer en tiempos de crisis

En España, el mercado inmobiliario está entrando en un periodo difícil, en el que la venta de viviendas se está ralentizado. El estancamiento ya había comenzado antes de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus, pero ahora se ha agudizado. Como consecuencia, los plazos de venta de las propiedades tienden a largarse. En el país, actualmente, hay un plazo medio de 8 meses para la venta de un inmueble.

Las inmobiliarias online como inmoversion tardamos de media entre 60 y 90 días. 

Y, en este tipo de situaciones, un iBuyer puede ayudar a acortar los plazos de venta, sobre todo cuando el propietario interesado en vender necesita de manera urgente el dinero. 

Proceso acelerado, pero menos rentable

Sabemos que hasta ahora los iBuyers suenan como la mejor opción para vender tu vivienda: fácil, rápido y sin complicaciones. Sin embargo, estos agentes del mercado inmobiliario suelen hace ofertas por debajo del precio que se podría conseguir por la misma vivienda en el mercado. Y es que, como ya hemos mencionado, la ganancia de los iBuyers se produce en la operación de venta posterior. 

De hecho, lo más común, es que lo iBuyers compren una vivienda, la reformen o hagan arreglos necesarios, y la vendan. Pero, estos cambios requieren de una inversión. Así que ellos buscarán comprar la propiedad a un precio bajo, que les permita después hacer las inversiones necesarias, antes de vender, y obtener una rentabilidad con la venta

En suma, si lo que buscas es vender tu vivienda de manera inmediata, porque te urge obtener efectivo para otros gastos u otra inversión inmobiliaria, esta puede ser una buena solución. Pero, si lo que buscas es obtener el mayor beneficio por tu propiedad, entonces es mejor recurrir a las inmobiliarias online que trabajamos sin comisiones y acortamos los plazos de venta. 

Inmobiliaria con o sin exclusiva. ¡La gran cuestión!

¿Necesitas ayuda para comprar una vivienda? Un personal shopper puede ayudarte

Compartir Post