La casa del futuro será sostenible, tecnológica… quizá estará en las alturas o lejos de las ciudades. Las hipótesis son varias, pero lo que es seguro es que no será como la conocemos actualmente.

En Inmoversion nos apasionan la innovación, así que hemos elegido algunas tendencias que creemos que revolucionarán el concepto que tenemos de hogar.

La domótica, en casa

Edificios que abren y cierran sus puertas de manera autónoma a horas establecidas, en donde el agua, la luz, el gas se regulan solas según la necesidad de sus usuarios y las persianas se cierran o se abren dependiendo de la intensidad de los rayos solares…Esta es una realidad en muchos grandes edificios gracias a la domótica. Sin embargo, es una tendencia que aún no tiene gran implantación en las casas, debido a sus altos costes. Pero la tendencia es que sea cada vez más barato y que este tipo de funcionalidades revolucionen nuestros hogares.

Internet de las cosas

¿Sabías que ahora puedes pedir detergente para la ropa con solo presionar un botón en un armario de tu cocina? O comida, otros productos de limpieza o alimento para tu mascota. Gracias a un internet de las cosas incipiente, pequeños sensores han empezado a invadir los hogares, y lo harán cada vez con mayor intensidad. Estos sensores están conectados a sistemas informáticos centrales muy potentes, que recaban información de millones de hogares y gestionan tus pedidos. De esta manera, los productos que antes tenías que comprar en el supermercado, llegan a tu puerta con solo presionar un botón.

Pero este es solo el comienzo. En la casa del futuro los sensores estarán en los electrodomésticos y la estructura de tu casa. Como consecuencia, por ejemplo, será la misma nevera quien avise a ese ordenador central que necesitas más leche, y llegará a tu casa, sin que tú siquiera te hayas dado cuenta de que necesitabas este producto.

Casas más ecológicas

Las nuevas generaciones son cada vez más conscientes de los riesgos del cambio climático y de la necesidad de adoptar un modo de vida sostenible. Esta tendencia es quizá la que más está transformando la forma en que concebimos las casas.

Estos son algunos elementos ecológicos que serán cada vez más comunes en los hogares:

Ecobloques: son bloques formados en su mayoría o en su totalidad por materiales biodegradables y reciclados. Son sólidos y permiten construir casas de manera segura, pero son respetuosos con el medio ambiente.

Paneles solares: aunque actualmente en España existen impuestos que dificultan tener placas fotovoltaicas propias conectadas a la red eléctrica, la tendencia es que las casas se autoabastezcan gracias a este recurso, por lo menos para satisfacer más del 50% de sus necesidades.

Jardines verticales: estas instalaciones, además de crear ambientes favorables para el ser humano, tienen la capacidad de absorber el 90% del agua que reciben, lo que los convierte en altamente ecológicos.

Arquitectura bioclimática: en una casa promedio, actualmente el 40 % de la energía se consume en climatizar las casas, ya sea a través de la calefacción o del aire acondicionado. La arquitectura actual busca reducir esta dependencia a 0. Para conseguirlo, es necesario adaptarse a las condiciones locales. Pero los recursos que se utilizan son materiales aislantes, protección del sol y la elección adecuada de la orientación al trazar los planos de una edificación.

Otra forma de entretenernos

En los salones de nuestras casas, la realidad virtual se combinará con la domótica y el internet de las cosas para proporcionarnos experiencias únicas y personalizadas. La televisión, el cine, la música y los videojugeos serán más inmersivos que nunca, gracias a grandes pantallas que ocuparán paredes enteras, sonido envolvente y experiencias virtuales que nos harán sentir parte de la historia que presenciamos en la pantalla.

Si quieres saber más, te recomendamos:

Consejos a la hora de comprar un piso
Curiosidades arquitectónicas de Madrid

 

Compartir Post