La mayoría de los bancos solicitan en una fase inicial una serie de datos, pendiente de posterior justificación a través de una serie de documentación. Por eso, es recomendable tener preparada dicha documentación con suficiente antelación y confirmar que cumples la mayoría de los requisitos que se exigen a un futuro prestatari

¿Qué requisitos se exigen para pedir una hipoteca? 

  • Ahorros suficientes para cubrir el 30% del coste de la vivienda. La mayoría de las entidades bancarias no financian el 100% del coste de la vivienda, sino que suelen cubrir el 80% del valor de la vivienda.  Ten muy presente que en relación con este tema la tasación bancaria será decisiva. Así pues, necesitamos un 20% para cubrir el coste de la vivienda y otro 10% adicional para los gastos de la compraventa. 
  • Ingresos mensuales suficientes. (El BANCO DE ESPAÑA recomienda no destinar más del 35% de los ingresos netos).  
  • Relación laboral estable. 
  • Buen historial crediticio personal.

Una vez confirmado que cumples los requisitos para poder solicitar una hipoteca es momento de recopilar datos y documentación. El hecho de que tengas previamente preparado tu expediente financiero, con toda la documentación necesaria y actualizada, causará muy buena impresión a tu entidad y agilizará la solicitud.  

El listado que facilitamos es fruto de nuestra experiencia, pues ten en cuenta que, asesoramos de forma gratuita y sin compromiso a los compradores de viviendas que gestionamos.  

No obstante, es importante que tengas en cuenta que no existe una reglamentación al respecto ni unidad de criterios, por lo que cada entidad bancaria pide la documentación y datos que consideran necesarios.

 Documentación genérica (Se solicita en todos los casos)

  • Documento de identificación en vigor (DNI, NIE). Conviene confirmar fecha de caducidad para evitar sorpresas el día de la firma en Notaria.  
  • Copia de la última declaración de la renta liquidada. MODELO 100 IRPF  
  • En caso de que en la actualidad tus ingresos serán superiores a los que se reflejan en la última declaración de la renta (I.R.P.F), deberá aportarse un certificado de ingresos emitido por la empresa u organismo.

 Si trabajas para una empresa o para la administración la documentación es la siguiente

  • Copia de los tres últimos recibos salariales (nominas) 
  • Contrato de trabajo. Se valora favorablemente contratos indefinidos con antigüedad superior a tres años o ser funcionario.  
  • Informe de vida laboral emitido por la TGSS. Se puede pedir por teléfono o por internet.

Si eres empresario / autónomo

  • Copia de los tres últimos recibos salariales o facturas emitidas a la empresa en concepto de servicios profesionales.  
  • Copia de los tres últimos recibos de cotización R.E.T.A. 
  • Copia de las declaraciones trimestrales MODELO 303 IVA, MOD 130 IRPF 
  • Certificado actualizado emitido por la AEAT acreditativo de estar al corriente de obligaciones tributarias.  
  • Certificado actualizado emitido por la TGSS acreditativo de estar al corriente de pago.  
  • Dosier de presentación / Plan de Negocio de la empresa. Se valorará positivamente presentar documentación y datos sobre la evolución del negocio, plan de negocios a corto plazo, etc.  
  • Informe de vida laboral emitido por la TGSS. Se puede pedir por teléfono o por internet.

Otros datos y/o documentación que la entidad bancaria puede solicitar 

  • Contrato de arras/Nota simple de la vivienda objeto de compra. En caso de no tener todavía una vivienda reservada resulta conveniente indicar la tipología de vivienda que se esta buscando, zona preferente y presupuesto máximo previsto.  
  • CIRBE son las siglas de la Central de Información y Riesgos del Banco de España. (La CIRBE recoge toda la información relativa a las operaciones crediticias que las entidades bancarias tienen con sus clientes).  
  • Escrituras de propiedad de otros inmuebles o Notas simples.   
  • Si el actual domicilio del interesado es alquilado, contrato de arrendamiento y copia de los tres últimos recibos. 
  • Extractos bancarios recientes. 
  • En caso de tener prestamos pendiente de liquidar, copia del certificado de deudas emitido por la entidad bancaria (Préstamos hipotecarios, personales, avales, etc) 
  • Copia de los últimos recibos de préstamos que en la actualidad estén en vigor.

Ten siempre presente que cada entidad bancaria puede solicitar algún documento y/o dato adicional. Todo dependerá de las directrices de su departamento de riesgos y de tu perfil financiero.  El objetivo es poder evaluar la solvencia del futuro cliente (prestatario del préstamo hipotecario). 

 ¿Por qué los bancos piden toda esa información? 

Si la hipoteca se solicita en tu entidad bancaria habitual, el tramite será mucho más sencillo y rápido pues ya tienen conocimiento de muchos datos tuyos. 

Pero si se solicita en una entidad nueva, el banco no tiene información sobre créditos o financiación de menor cuantía. De no facilitar toda la información que piden las entidades, en principio no podrían hacer una correcta evaluación de tu solvencia. Debe tenerse en cuenta que al banco lo que le debería interesar son todos los datos relativos a riesgos asumidos, pero no por ejemplo tus hábitos de consumo, es por ello por lo que recomendamos tachar cualquier referencia a datos personales que consideres no resultan pertinentes.  

 Ventajas de tener preparado tu expediente financiero 

1.La entidad bancaria tendrá una percepción favorable del solicitante. 

2.Conseguirás agilizar la tramitación de la solicitud al no existir retraso por falta de documentación. 

3.En un corto periodo puedes plantear varias operaciones a distintas entidades para que procedan a su valoración y estudio. El hecho de que las entidades sepan que estudias otras alternativas aumentará su competitividad.

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar:

 

Compartir Post