La venta de casa siempre es un proceso complejo, pero lo es más cuando se trata de una vivienda en la que los propietarios todavía viven. 

En Inmoversion somos expertos en la venta de viviendas y venta de pisos, y hoy te ofrecemos en nuestro blog algunos consejos para que el proceso de poner tu vivienda en venta, cuando aún la estás habitando, sea más sencillo. 

Organiza tu hogar

Ante todo, hay que entender que los compradores de una vivienda van buscando la casa de sus sueños. Por eso, la forma en que se visualicen en la vivienda es un factor fundamental cuando hacen una selección de la propiedad que van a adquirir. Y, precisamente por esto es fundamental que la casa cumpla los requisitos perfectos para ser una casa de ensueño.  

Así que uno de los primeros pasos que hay que dar es organizar la vivienda. Todos sabemos que una casa cambia radicalmente cuando está ordenada que cuando está desorganizada. 

Y es recomendable no conformarse con una organización ordinaria, como la que se suele hacer cuando viene una visita a vernos. Es preciso hacer una organización en profundidad, que incluya los armarios, bodegas, trasteros, etc. Hay que tener en cuenta que lo más probable es que el potencial comprador haga un recorrido exhaustivo por la casa, visitando cada rincón y analizando cada aspecto de la vivienda. 

Atención a los pequeños detalles

Cuando se quiere vender una casa, lo mejor es dar un aspecto de neutralidad y asepsia. Por eso, también es conveniente ocultar en la medida de lo posible aquellos objetos que recuerdan que ahí viven otras personas.  

Es recomendable guardar los artículos de tocador, utensilios de cocina y pequeños electrodomésticos, en bolsas o cajones, para conseguir dar una imagen del hogar más neutra y diáfana. 

Neutraliza los olores

Otro elemento fundamental es asegurase de que olores como los de comidas fuertes o basura se neutralizan antes de que lleguen los potenciales compradores de la vivienda, ya que podrían disuadirlo. 

Recurre al home staging para la venta de casa

Se trata de una tendencia en el sector inmobiliario que consiste en hacer reformas moderadas en una casa, de bajo coste, pero que mejoran radicalmente su aspecto. De esta manera, la vivienda será mucho más atractiva para los potenciales compradores. 

Deshazte de todo lo innecesario

Como ya hemos comentado, cuanto más diáfanos sean los espacios y menos objetos estén en las habitaciones, mejor aspecto tendrá la casa. Así que este es un buen momento para revisar tus pertenencias y eliminar las que no necesites. De esta manera, podrás facilitar tu vida, e incluso obtener algún dinero vendiendo en plataformas online, que te ayudará para el proceso de mudanza. 

Protege tu privacidad

Los potenciales compradores recorrerán hasta el último rincón de tu hogar, desde el armario hasta el garaje, por lo que es aconsejable proteger cualquier objeto de valor o información personal confidencial.  

Las mascotas, de vacaciones durante la venta de casa

Aunque nos gusten los animales, es importante tener en cuenta que hay personas a las que no solo no les gustan, sino que también los asocian con suciedad. Por eso, son más reticentes a adquirir una vivienda si ven que en ella han vivido mascotas. 

Comunícate con tu agente

Tu consultor inmobiliario podrá ayudarte a planear una agenda adecuada para mostrar tu vivienda, de modo que tengas tiempo para limpiar y ordenar tu casa de manera adecuada.  

Además, una comunicación adecuada con tu consultor inmobiliario te permitirá establecer unos horarios de visita pertinentes, de manera que la intrusión en tu intimidad sea menor. 

 

Te recomendamos: 

Consejos para preparar una vivienda en venta

¿Se puede vender una vivienda con inquilino?

Compartir Post