Todo el mundo te explicará de una forma más o menos detallada los pasos que debes seguir para comprar una vivienda, los requisitos legales y el procedimiento a seguir una vez tienes claro cuál es la vivienda que quieres.

En este artículo te vamos a orientar sobre los pasos previos, y por dónde debes empezar para llegado el momento poder tomar la mejor decisión posible.

Aquí tienes la lista definitiva de todos los pasos que debes seguir para encontrar tu futura vivienda:

Elige los motivos  para tomar la decisión de comprar una vivienda.

Haz una lista con los principales motivos y objetivos por los que has tomado la decisión de comprar una vivienda. Guarda esa lista, es conveniente que de vez en cuando la recuerdes.

Si no tienes prisa, y dependiendo de tu zona de búsqueda puede que exista promociones de obra nueva. Ten en cuenta que dependiendo de la fase en que se encuentre puede que la entrega de vivienda se demore más de dos años.

Por el contrario, la vivienda de segunda mano, a priori, tiene una disponibilidad en ocasiones inmediata o de 2/3 meses una vez se toma la decisión de compra.

En alguna zona no existirá oferta de obra nueva, así que este punto no te llevará mucho tiempo superarlo.

Concreta tus necesidades de espacio, localización y servicios

Debes tener claro lo que buscas: ampliar el tamaño de la vivienda actual, pasar de 1 o 2 dormitorios a una vivienda de 3 dormitorios. Buscar una vivienda con zonas comunes, mejor comunicada, etc.

Debes tener claro en que zona quieres buscar. Determina tus prioridades: cerca del lugar de trabajo, cerca del colegio de los niños, cerca de la familia, cerca de zonas verdes, etc.

Determinar correctamente la zona de búsqueda, supone más del 50% de la gestión de búsqueda.

Durante las primeras semanas prueba a realizar búsquedas activas en los principales portales inmobiliarios, estudia la oferta de viviendas que te interesan. Usa filtros y activa búsquedas (dormitorios disponibles, superficie de la vivienda, posibilidad de garaje, zonas comunes, etc).

En un principio no seas muy exigente, visita las viviendas que a priori te resulten interesantes, en un par de semanas, serás un experto del mercado de la zona y ya podrás empezar a ser más selectivo, sencillamente porque ya empezaras a conocer la zona y sus posibilidades.

Justo en este momento es cuanto debes empezar a ser más exigente y por otro lado más realista sobre tus posibilidades. Llegados a este punto empieza a acotar las zonas de búsqueda y descarta las que menos posibilidades ofrecen. En esta fase no deberías tener más de tres opciones de zona. Si eres capaz de concretar y llegar a centrarte en una zona, es mucho mejor, pero somos conscientes que resulta una decisión muy compleja y difícil.

Establece un límite de presupuesto

Es recomendable que, desde el principio, en virtud de tus posibilidades económicas, ahorros y sueldo neto, tengas claro en qué presupuesto puedes moverte.

Si para la compra de tu nueva vivienda necesitas vender otra propiedad, no cometas el error de dejar esto último para el final. Recuerda que, al igual que te puede llevar de dos a tres meses encontrar casa, podrías tardar lo mismo en vender la que ya tienes. Te aconsejamos que la pongas a la venta lo antes posible.

Es importantísimo tener claro el presupuesto con el que cuentas para la adquisición de tu nueva casa, si es imprescindible para la operación vender la antigua y el tiempo que ambas operaciones pueden llevar.

El vendedor de la vivienda de la que te has enamorado podría no estar dispuesto a esperar de dos a tres meses a que te deshagas de tu otro inmueble.

Confirma cuáles son los gastos reales de la operación

De cara a evitar sorpresas, es esencial saber el coste total de la compra de una vivienda de segunda mano.

Para hacerte una idea, deberías añadir un 10% al precio de compra. Dicho importe cubriría impuestos, gastos de escritura y Registro.

Determina tus necesidades de financiación y habla con los bancos.

Debes tener claro si la compraventa se hará al contado o si por el contrario precisas financiación bancaria.

En este último supuesto, no cometas el error de esperar a encontrar la vivienda ideal para buscarla. Acude al banco en cuanto decidas comprar una vivienda, al objeto de confirmar tus posibilidades de financiación.

Dirígete a tu entidad de confianza ya que, al contar con todos tus datos, podrá darte una respuesta de forma rápida. Para ello deberás indicarle el tipo de vivienda que buscas y, sobre todo, el presupuesto previsto.

En conclusión, con estos sencillos pasos y un poquito de paciencia, la compra de tu nueva vivienda será sencilla.

Puede costar un poco encontrar una vivienda que cubra al 100% todas tus exigencias, pero una planificación anticipada lo facilitará mucho.

Te recomendamos:

Comprar casa: ¿Qué es una hipoteca de segunda vivienda?

¿Qué es una hipoteca verde y cuáles son sus ventajas?

 

Compartir Post