Hasta hace relativamente poco el papel del comprador se encontraba en un segundo plano pues el sector de las agencias inmobiliarias tradicionales se centraba en la captación de viviendas y en sus propietarios.

Sin embargo, un gran número de compradores demandan un servicio especializado para la búsqueda y gestión de la compra de una vivienda, y ese nicho es el que cubre la figura del personal shopper inmobiliario.

¿Cómo trabaja un Personal Shopper Inmobiliario?

Según la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario un personal shopper es un asesor inmobiliario que se posiciona y defiende, de forma exclusiva y determinante, los intereses de su cliente COMPRADOR o INVERSOR.

¿Existe diferencia entre un agente inmobiliario tradicional y un personal shopper inmobiliario?

El agente inmobiliario es contratado por el propietario de la vivienda por lo que presta sus servicios según sus instrucciones. El agente trabaja para el vendedor, cobrando una comisión que en teoría soporta el vendedor. Además, hay que tener en cuenta que numerosas agencias cobran también una comisión a la parte compradora.

Para el agente inmobiliario tradicional, el cliente es el vendedor, pero debido a su labor de intermediación, finalmente su posición queda difuminada, realizando al final una labor de mediación, sin quedar a veces claro, que intereses son los que se están defendiendo.

El personal shopper inmobiliario es contratado directamente por la parte compradora. Recibe el encargo de localizar, seleccionar e incluso negociar la compra de una determinada vivienda según las instrucciones de su cliente, el futuro comprador.  Para el personal shopper el cliente es siempre el comprador.

El personal shopper inmobiliario, no limita su búsqueda a una cartera determinada de viviendas, por lo que en la selección de viviendas candidatas se podrán incluir viviendas de particulares e incluso viviendas de agencias inmobiliarias. La prioridad es encontrar la vivienda que mejor satisfaga las necesidades del cliente.

En cuanto a la forma de trabajar la oferta es muy variada, por lo que vamos a indicarte qué servicios debería prestar un buen personal shopper inmobiliario:

  1. Es imprescindible una toma de contacto inicial donde se recojan una serie de datos e información sobre el tipo de vivienda que se busca, zonas prioritarias, servicios que consideráis imprescindibles en la zona, dotaciones, comunicaciones, tipología de vivienda, presupuesto, calidades. Así mismo es aconsejable establecer unos rangos de selección (barrios prioritarios, presupuesto mínimo, presupuesto máximo, tipología de vivienda, tamaño medio de la vivienda, número de habitaciones, etc).
  2. No permitas que hagan la selección por ti. El personal shopper debe filtrar y ahorrarte tiempo, pero en ningún momento debe descartar posibles viviendas sin justificación.
  3. Imprescindible mantenerte informado semanalmente.
  4. Es aconsejable que semanalmente te remita un informe con las viviendas seleccionadas y de ellas una selección de las mejores explicando los motivos que justifican su elección o descarte.
  5. Que ayude en todo el proceso de venta de la vivienda, no sólo en tareas de búsqueda y selección, sino también en la negociación de condiciones de venta, asesoramiento para el cierre de la operación, firma de contrato de arras y firma en notaria.
  6. Detalle de sus tarifas. Al respecto hay que indicar que actualmente hay personal shoppers que aplican una comisión sobre el precio de compra similar a lo que hace un agente inmobiliario o cobran un importe fijo. Confirma sus tarifas reales, si exigen un pago por adelantado y forma de cobro de sus honorarios.

Ventajas de contar con un asesoramiento específico para el comprador:

1.- Un personal shopper conoce perfectamente su mercado y en base a las instrucciones de su cliente sabe qué buscar y donde. Se ahorra tiempo.

2.- Dependiendo de la vivienda que ofrezca, el ahorro puede ser significativo. Ten en cuenta que en ocasiones la vivienda será directamente de la propiedad en otras ocasiones es posible que la vivienda sea gestionada por una agencia inmobiliaria.

3.- En teoría, no hay conflictos de intereses, pues el personal shopper trabaja para el comprador.

Si quieres saber más sobre la compraventa de viviendas, te recomendamos:

Inmobiliarias online: no tod@s somos iguales

Inmobiliaria tradicional o digital. Guía completa

Compartir Post