A la hora de alquilar una vivienda, ya sea por parte de propietarios o de posibles inquilinos, existen varios tipos de plataformas que no tenemos que perder de vista. El caso del Plan Alquila Madrid, un mecanismo que la Comunidad de Madrid puso en marcha hace ya 14 años y que tiene como objetivo conectar viviendas disponibles con demandantes mediante el alquiler.

El Plan Alquila Madrid ofrece varios servicios, entre los que se pueden destacar un asesoramiento personalizado a ambas partes, un seguro de impago durante un año, asistencia jurídica gratuita, así como la cláusula de sometimiento al arbitraje. ¿Quieres saber cuáles son las condiciones para adscribirse a este plan y cómo te afecta si eres propietario o inquilino? En Inmoversion te contamos todos los detalles. ¡Sigue leyendo para saber más!

¿Qué condiciones ostenta el Plan?

Las condiciones de base para los alquileres de Plan Alquila Madrid son muy sencillas. La primera de ellas radica en que el inmueble a alquilar tan solo puede ser utilizado con la función de vivienda habitual y permanente durante el tiempo de duración del contrato. Por otro lado, se estipula también el modelo de contrato a utilizar en la transacción, que debe ser concretamente el que se recoge en el Anexo a la Orden 1/2008, de 5 de enero, de la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid.

La tercera y última de las condiciones es que la cantidad recibida por el arrendador en concepto de fianza debe depositarse íntegramente en la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid.

¿Qué beneficios tiene para los propietarios el Plan Alquila Madrid?

Si eres propietario que busca arrendar su vivienda, tan solo tendrás que inscribirla en la página web de la Comunidad de Madrid destinada a ello. Aunque la inscripción de la vivienda en el portal es gratuita, la formalización de los contratos sí que conllevan un pago, que se estipula en la cantidad de 190 euros.

Por parte del Plan Alquila los beneficios para los propietarios aseguran que este trámite se le haga mucho más fácil e incluye desde la búsqueda de candidatos y la selección de los posibles inquilinos, hasta el estudio de solvencia de estos. De la misma manera, también ofrece al propietario un seguro de cobertura frente a impagos (la duración de este seguro es de un año, a excepción del caso en que los arrendatarios sean menores de 35 años, cuando la duración se alarga hasta los dos años).

También pone a disposición del arrendador reclamaciones de deudas impagadas, así como asesoría fiscal y jurídica que pueda necesitar, mediación y resolución de conflictos y un gestor personal que se hará cargo de prestar apoyo al arrendatario durante el tiempo que se alargue el contrato de alquiler.

¿Y si soy inquilino? ¿Cómo puedo acceder al Plan Alquila?

Si tu situación es de búsqueda de vivienda en la Comunidad de Madrid, el proceso es distinto. El primer paso es rellenar el formulario de solicitud, que puede hacerse bien vía online a través de la página web, o bien de manera presencial presentando DNI, Pasaporte o Tarjeta de Residencia de cada uno de los inquilinos que van a vivir en la casa. También deberás dar permiso para que se realice un estudio de tu solvencia que estipulará si puedes o no pasar a ser arrendatario. En caso de que no se cumplan los requisitos, también puede presentarse un avalista.

Para los inquilinos, Plan Alquila Madrid también contempla algunas ventajas. En este caso, se presta orientación a la hora de encontrar la vivienda facilitando información sobre precios, zonas, ayudas públicas para el alquiler y visitas virtuales a las viviendas. Al igual que en el caso de los propietarios, a los inquilinos también se les asignará un gestor que les ayude en asesoramiento jurídico y fiscal y sirva de mediador en posibles conflictos, así como velará para que el cumplimiento del contrato se lleve a cabo.

Te recomendamos:

Compartir Post
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday