¿Eres de los que se queda callado cuando visitas un piso que podrías comprar y el agente inmobiliario o propietario te pregunta si tienes alguna duda?  

Se trata de algo muy común, ya que para la mayoría de las personas compra vivienda una o dos veces en su vida. Pero en Inmoversion somos expertos en la compraventa de vivienda de particular a particular, así que hemos hecho una selección de algunas preguntas que hacer antes de comprar una casa

Cuando visitas una vivienda para valorar si es la que quieres comprar es importante que averigües el estado de la vivienda, cómo es el entorno de la propiedad y qué gastos te supondrá si te conviertes en su propietario. Y, para conseguir esta información, las siguientes preguntas pueden ayudarte. 

¿Cuántos son los metros útiles?

En la mayoría de los anuncios inmobiliarios se indica el número de metros construidos y no los útilesLos primeros incluyen estructuras como tabiques o instalaciones, que son espacios que no se pueden ocupar, por lo tanto, no te aportan información sobre el espacio de la vivienda que podrás habitar. Por eso, siempre pregunta por los segundos, para comparar viviendas, los cuales excluyen estos elementos. 

¿En qué estado están las instalaciones?

Investiga el estado de la fontanería, la electricidad y las bajantes, para evitar que surjan gastos imprevistos en caso de que adquieras la vivienda. Pregunta qué antigüedad tienen y qué reformas se les han hecho. En caso de que haya reformas, pregunta si disponen de documentos que certifiquen estas obras.  

¿Cómo están las otras instalaciones?

Si la vivienda cuenta con cocina, investiga las marcas de los electrodomésticos, su antigüedad y si están en garantía. Si no son de calidad, son antiguos o tienen desperfectos, puedes usarlo como argumento para negociar el precio de la vivienda a la baja, ya que es muy probable que en los primeros años como propietario tengas que cambiarlos. 

¿Cuál es el estado del edificio?

Investiga la antigüedad del edificio, si se han hecho reformas, qué antigüedad tiene el ascensor (si lo hay), si las instalaciones de fontanería y electricidad son antiguas o han sido renovadas, si ya obras pendientes.  

¿Hay adeudos pendientes?

Desde la primera visita, infórmate sobre si la propiedad está libre de cargas y si la comunidad es solvente y si hay derramas pendientes. Más adelante, si decides hacer una oferta, pide la nota simple –donde podrás asegurarte de que no hay cargas registrales  y habla con el administrador o presidente de la comunidad para cerciorarte de que no hay adeudos pendientes.  

Gastos de comunidad e Impuesto de bienes inmuebles (IBI)

Los gastos de comunidad son mensuales y el IBI anual, y es importante que los contemples al hacer cuenta sobre tus gastos cotidianos. Es un error común que las personas se comprometan al pago de una hipoteca, sin contemplar estos gastos, y después tengan dificultades para asumir sus pagos. Por eso, averígualos desde el principio, para contemplar estos en la negociación de precio de la vivienda y asegurarte de que podrás asumir los costes. 

Certificado de eficiencia energética (CEE)

De acuerdo con el Real Decreto 235/2013 para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, los propietarios deben tramitar este documento siempre que se vendan o alquilen edificios o partes de los mismos, como pisos, apartamentos o locales comerciales. Sin embargo, es muy común que te digan que está en trámite.  

Pero es importante que investigues si lo tienen y cuál es la calificación energética de la vivienda, ya que esta te servirá de orientación para saber cuál es el consumo energético aproximado en el inmueble (luz, agua y gas) 

¿Ha pasado la ITE y el IEE?

La Inspección técnica de edificios (ITEes un control que pasan los edificios en el que se evalúa su estado de conservación, mediante el análisis de elementos como su estructura, las cubiertas o la cimentación.  

Y el Informe de evaluación del edificio (IEE) evalúa los criterios de seguridad, salubridad, accesibilidad y eficiencia energética. 

En Madrid la ITE es obligatoria en edificios que tengan una antigüedad mayor a 30 años, y se debe realizar la inspección cada 10 años. 

Estas son las preguntas que consideramos más importantes cuando visites una vivienda para valorar una posible compra, pero no repares en preguntar cualquier otra duda que te surja, ya que una vivienda es un bien que seguramente permanezca contigo muchos años. 

Te recomendamos:

¿Qué pasos seguir para comprar una vivienda?

Comprar vivienda: La letra pequeña de las hipotecas

Compartir Post