Estás decidida a comprar una vivienda…Has comenzado a mirar casas, pero los agentes inmobiliarios que te las muestran te generan desconfianza… 

Es normal. Lamentablemente, en nuestro sector se ha mentido mucho y se ha engañado a los compradores y a los vendedores de vivienda de manera habitual.  

Y es por esto que las agencias inmobiliarias online, o proptech, surgimos con un objetivo fundamental y es ofrecer servicios con transparencia. Y, bueno, nadie es perfecto, pero unas lo hemos conseguido más que otras. Por eso, ahora tenemos webs mucho más claras, donde puedes conocer a detalle los servicios que te ofrecemos y el coste de nuestros servicios.  

Y por eso, hoy en nuestro blog de inmoversion te contamos algunas de las mentiras más comunes que suelen contar los agentes inmobiliarios. 

Las mentiras de algunos agentes inmobiliarios 

Estas son algunas de las mentiras o medias verdades más comunes de los agentes inmobiliarios. 

Tenemos a otra persona interesada en comprar la vivienda 

Este es un clásico del marketing. Es la misma estrategia que ves cuando quieres comprar un producto en un e-commerce y te indican que solo quedan tres productos en stock.  

Bueno, aunque en algunas ocasiones podría ser cierto, lo más probable es que te estén invitando a participar en una batalla ficticia, en la que pujes a un precio más alto, o que sientas prisa por tomar una decisión y no perder la oportunidad de adquirir la propiedad. 

Si has encontrado la casa de tus sueños y estás segura de que no quieres perderla, quizá deberías de plantearte tomarte en serio la advertencia, aun cuando lo más probable es que sea mentira, pero si no es el caso, que es lo más común, no te dejes presionar y toma tu decisión con calma.  

Ya tenemos una oferta de «x» cantidad 

Es parte de la estrategia anterior. En este caso, además de presionarte para que actúes con rapidez, querrán que pujes al alza.  

Como ya dijimos en el apartado anterior, evidentemente existe la posibilidad de que el agente inmobiliario no esté mintiendo y que la competencia sea real. Pero, aun así, adquirir una vivienda es una de las decisiones más relevantes de tu vida y debe ser una decisión tomada con conocimiento de todas las circunstancias, con una buena reflexión y con mucho cuidado. Así que nuestro consejo es que ¡no te dejes presionar! 

El vendedor no nos ha informado sobre el precio de venta 

Los precios de los anuncios inmobiliarios son negociables. Y, además, es fundamental negociar, ya que una gran parte de los anuncios suelen tener precios por encima del valor real de la vivienda 

Entonces, es común que el posible comprador intente obtener información del agente inmobiliario sobre el margen que se tiene para negociar, y es muy frecuente que este responda que en realidad el propietario no le ha informado sobre sus expectativas.  

Pero esto es mentira, con seguridad. Cualquier agente inmobiliario que valga la comisión que le pagan sabe lo que quiere su cliente y tiene los detalles de hasta dónde puede avanzar en la negociación con los potenciales compradores.  

Superficie de la vivienda 

La superficie total de una vivienda es distinta de la superficie habitable, y esta es una diferencia que muchos agentes suelen “olvidar”. Cuando vas a adquirir una propiedad, y a pagar por ella, te interesa saber cuáles son los metros que realmente podrás ocupar. Así que no temas en preguntar a tu agente inmobiliario por las dos cifras, así comprobarás si conoce ambas y será más fácil que obtengas la cifra real sobre superficie habitable.  

Derramas ocultas 

Esto es menos frecuente, pero hay agentes inmobiliarios que llegan a ocultar los gastos que tendrá que afrontar el comprador de la vivienda en derramas. Por eso, además de preguntar antes de comprar una casa sobre los gastos de comunidad y la solvencia de la comunidad,  pide los documentos que acrediten que no hay deudas pendientes ni acordadas próximas derramas.  

Resumiendo 

Estas son algunas de las mentiras más comunes del sector, pero hay otras. Por eso es muy importante informarse sobre la agencia inmobiliaria que gestiona la venta de la vivienda que te interesa y hacerlo siempre antes de realizar la visita y firmar la dichosa «hoja de visita».

Antes de visitar la vivienda con una agencia confirma sus condiciones, su forma de trabajar y sus condiciones económicas, pues algunas agencias inmobiliarias cobran comisión al comprador y esta circunstancia no suele informarse en el anuncio de venta de la viviendaConfía solo en inmobiliarias que trabajen con total transparencia. 

Te recomendamos:

Personal Shopper inmobiliario. Un servicio clave para comprar una vivienda

Compartir Post