Una hipoteca es un trámite que preocupa y provoca ansiedad para casi cualquier persona que piensa en adquirir una vivienda. Pero, tranquilidad. Se trata de un trámite muy frecuente que, si se está bien informado, no es tan complicado. 

Hipoteca: paso a paso 

inmoversion somos consultores especializados en el sector inmobiliario y hoy te contamos en nuestro blog cómo pedir una hipoteca paso a paso. 

Paso 1. Comprueba que cumples los requisitos 

Fundamentalmente, son: 

  • Tener empleo estable 
  • Que tus deudas (incluida la hipoteca) no sume más del 35% de tus ingresos. 

*Si quieres saber más sobre por qué pueden negarte una hipoteca, pincha aquí.  

Paso 2. Infórmate y compara varias hipotecas 

Pedir una hipoteca implica negociar con los bancos las condiciones. Y para negociar es importante tener poder de negociación. Y la información es poder. Así que antes de empezar el proceso infórmate a detalle de todo lo que implica un préstamo de estas características.  

El Banco de España informa en su portal sobre todos los aspectos de una hipoteca 

También puedes recurrir a un comparador de hipotecas para conocer las ofertas de las distintas entidades bancarias.  

Paso 3: Pide las fichas de información precontractual 

Solicita a los bancos en los que estés interesada estos documentos. Ahí econtrarás las condiciones genéricas de sus hipotecas (plazos, interés, comisiones, etc.). Con esta información, podrás elegir cuál es la mejor opción. Pero ten en cuenta que son genéricas, y pueden variar tras la negociación que hagas con la entidad bancaria.  

Paso 4: Entrega la documentación necesaria para el análisis de riesgo 

El departamento de análisis de riesgo evalúa la situación de cada solicitante para valorar cuál será su capacidad de pago si se le concede le pago. 

Dependerá de cada entidad bancaria y de cada caso la documentación que se pida. Pero, entre lo que se suele requerir están: declaración de rentas, contrato laboral, nóminas, extractos de gastos e ingresos). 

Paso 5: analiza las condiciones que te ofrece el banco 

El banco te entregará una serie de documentos con los que podrás decidir si quieres seguir adelante con el proceso. Estos son: 

Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN). Contiene las condiciones de financiación que el banco ofrece. Tiene carácter de oferta vinculante durante un plazo mínimo de diez días. 

Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE). Se detallan las cláusulas más delicadas del crédito hipotecario (índice de referencia para calcular el interés, gastos de constitución, etc.). 

Copia del contrato. Debe coincidir con el de las dos fichas anteriores. 

Otra información: 

  • Gastos de la hipoteca que paga el cliente (solo debe pagar la tasación y su copia de escritura) 
  • Gastos que paga el banco 
  • Precio de las cuotas a pagar. Si es variable, deben estar definidos varios escenarios, según la evolución de los índices de referencia. 
  • Detallar si debemos contratar seguro de hogar y/o vida. 

Paso 6. Negociación de la hipoteca

Una vez que se obtienen estos documentos, en los que se detalla con más precisión cuál es la oferta personalizada que nos hace el banco, es cuando podemos negociar con la entidad bancaria para intentar obtener mejores condiciones. 

Paso 7. Previsión de fondos para la hipoteca

El banco te pedirá que ingreses en una cuenta bancaria unos fondos destinados al pago de los gastos de formalización de las escrituras de compraventa y de la hipoteca, además de la parte del precio de la propiedad que se va a adquirir y que la entidad bancaria no va a financiar. Normalmente, el monto será alrededor del 30% del valor total de la vivienda. 

Paso 8: Firma en notaría 

El cliente tiene derecho a decidir cuál es la notaria en la que se firmará el contrato. Ahí, el notario deberá: 

  • Verificar que el cliente haya recibido la documentación previa, según lo establecido por la ley. 
  • Que el cliente entiende la documentación recibida (mediante un test). 

Una vez realizados estos trámites, se procederá a la firma del contrato de compraventa y de las escrituras de la hipoteca. En este proceso tienen que estar presentes el vendedor, el apoderado (representante del banco) y el vendedor. Además, tendrán que estar los avalistas, si fuera necesario. 

En suma, solicitar una hipoteca parece un proceso muy complejo, pero si se entiende bien cuáles son los pasos que hay que seguir y a quiénes hay que recurrir, este proceso resulta más sencillo. 

Te recomendamos:

Comprar casas: cómo elegir la mejor hipoteca

Compartir Post