Comprar una vivienda es un proceso muy complejo, especialmente difícil para un comprador particular, que lo más probable es que sea la primera vez o, como mucho, la segunda que realiza este trámite. Y las complejidades comienzan desde el principio del proceso. 

En inmoversion somos expertos en la compraventa de vivienda de particular a particular y es común que nuestros clientes nos manifiesten sus dudas sobre el tipo de contrato que se debe firmar para iniciar la compra de una propiedad, y sobre todo si es lo mismo un contrato de arras vs un contrato de reserva. 

Por eso, hoy en nuestro blog analizamos las diferencias.  

¿Qué es un contrato de reserva de vivienda?

Se trata de un documento que deben firmar el comprador y el vendedor de una vivienda cuando inician el proceso de compraventa 

Aparejado a este contrato, el comprador debe pagar una señal, con el que reserva el piso. No se trata de un documento recogido en el Código Civil, por lo que no hay pautas legales establecidas, sino las que acuerden las partes. Pero se suele acordar el pago de entre el 1% y el 5% del valor de la propiedad. Esta cantidad se paga a cuenta del precio total de venta, es decir, después se descontará de la suma total. 

Este tipo contratos son más comunes cuando se adquiere un inmueble de una promotora, ya construido o en fase de construcción. 

¿Qué debe incluir un contrato de reserva?

En él se establecen las condiciones que comprador y vendedor hayan pactado para la compraventa, y sus cláusulas son de obligado cumplimiento para ambas partes, y son la base del posterior contrato de compraventa. 

Suele incluir:

  • Nombre y datos personales: tanto del comprador como del vendedor. 
  • Descripción del inmueblereferencia catastral, dirección y superficie de la casa, así como detalles de propiedades anejas si las hubiera, como garaje o trastero. 
  • Importe de la señal: según hayan acordado las partes, pero como ya mencionamos, suele equivaler a entre 1% y 5% del valor total de la propiedad. 
  • Forma de pagose especifica cómo se pagará el resto del importe de la compraventa y cómo se repartirán los gastos asociados entre el comprador y el vendedor. 
  • Cláusulas de rescisión: se pueden incluir, si las dos partes lo quieren, y ahí se estipulan las condiciones en las que podrá producirse está rescisión.  

¿Qué es un contrato de arras?

El contrato de arras es muy similar al de reserva, con la diferencia principal de que este sí está recogido en el Código Civil, donde se establecen las consecuencias de su incumplimiento: 

  • Si es el comprador el que incumple su compromiso de adquirir el bien, perderá la cantidad aportada en concepto de arras o señal. 
  • Si es el vendedor el que incumple su compromiso de transmitir el bien, devolverá al comprador el importe de las arras por duplicado.  

Contrato de reserva vs contrato de arras

Contrato de arras

Seguridad jurídica 

El contrato de arras está recogido en el Código Civil, por lo que ofrece mayor seguridad jurídica.

Rescisión 

El acuerdo de arras se puede rescindir pagando la indemnización prevista en el contrato. 

Contrato de reserva

Seguridad jurídica 

El contrato de reserva no está regulado. 

Rescisión 

El contrato de reserva solo se puede rescindir si están recogidas las causas de rescisión en el contrato, pero no es habitual. 

Te recomendamos:

¿Cómo saber si el precio de una vivienda es el adecuado?

Guía del alquiler con OPCION A COMPRA: Ventajas e inconvenientes

Compartir Post