Justo antes y durante el verano, se disparan las instalaciones de sistemas de aire acondicionado. Sin embargo, hacerlo no es tan sencillo como parece, pues para instalar aire acondicionado en una vivienda, se deben cumplir una serie de condiciones si no queremos tener problemas futuros con inspecciones y conflictos. En el año 2017, la legislación se solidificó con respecto a estos sistemas, sobre todo aquellos que utilizan gases muy contaminantes como los fluorados. Conviene estar informado para ahorrarnos multas. 

Normativa para manipular e instalar aire acondicionado en una vivienda

Generalmente, lo suyo es que un instalador de aire acondicionado conozca la normativa F-Gas. Aún así, aunque elijamos hacer nosotros mismos el mantenimiento o las reparaciones, se debe tener presente que si se quiere instalar un sistema con gas fluorado, como sistemas de refrigeración, bombas de calor y aire acondicionado, se requiere: 

  • La certificación de que la instalación se ha llevado a cabo por un profesional titulado para la manipulación de estos gases. 
  • La certificación de que dicho profesional está adscrito a una empresa habilitada para el manejo de estos gases. 

Esta legislación estricta busca evitar posibles fugas y terribles consecuencias para el medioambiente y las personas que habitan la vivienda. En última instancia se prevé su futura prohibición.  

Otras normativas que rigen estos aparatos y su instalación son: 

  • Las normativas específicas de cada Comunidad Autónoma. 
  • El reglamento propio de instalaciones térmicas en los edificios y comunidades de vecinos. 

Las primeras son fácilmente consultables en la web de cada Comunidad. Además, algunas de ellas están especificadas o en la normativa Gas-F o en el mismo BOE. 

En cuanto al reglamento de instalaciones térmicas en bloques de pisos, se han de seguir unas normas: 

  • Los aparatos que se vean por fuera del edificio tendrán un impacto estético y deben estar aprobados por la comunidad de vecinos. Sin este consentimiento, no podrá haber instalación exterior. 
  • Su presencia no debe molestar al resto de la comunidad y los desperfectos que puedan causar su instalación o mantenimiento corren a cargo del propietario. A este respecto existen normas de régimen interior en cada comunidad en la que se podrá establecer, por ejemplo, las horas para poner el aire si este produce ruidos o vibraciones molestas. 
  • El sistema requiere una inspección inicial y revisiones periódicas reguladas. 

Qué tener en cuenta para instalar un aire acondicionado 

Instalación certificada por profesionales 

Como se mencionó con anterioridad, actualmente en la mayoría de los casos debe ser un profesional el que se ocupe de la instalaciónEn la web del Ministerio de Industria se puede consultar la lista de empresas que cuentan con certificación de gases fluorados para facilitarlo. 

Adecuación al espacio 

Es uno de los primeros elementos a tener en cuenta y aunque es obvio, debe haber el espacio suficiente. Antes de poner el ojo en algún sistema se debe saber en cuántas salas se instalarán los aparatos en concordancia con la vida que se lleve en cada una de ellas. También se requiere que tengan un tamaño adecuado y más frigorías cuanto mayor sea el espacio. 

Para bajar la temperatura de manera general, lo ideal es decantarse por un sistema de conductos ocultos, también denominado multisplit. Para una única estancia la mejor opción sería un sistema fijo o portátil. Este último se puede mover por toda la vivienda a conveniencia, recomendados sobre todo para pisos de alquiler. 

Eficiencia energética 

En cuanto a las frigorías (unidad que mide la absorción de energía térmica en un recinto), lo mejor es elegir un sistema que consuma poca energía pero tenga una alta eficiencia para garantizar un bajo consumo. Invirtiendo a largo plazo, también es buena idea aislar térmicamente toda la vivienda. 

Calidad del aire expulsado 

Este requerimiento se basa en los filtros que puede tener el aparato. Estos filtros han de limpiarse cada cierto tiempo porque acumulan polvo y pelusas e influyen en el aire que sale y repercute en nuestra salud. Si queremos otear el mercado para conseguir un filtro mejor, también es posible. Así, la calidad del aire que se respirará en la vivienda será mayor. 

Nivel de ruido  

Los aparatos que expulsan aire refrigerado hacen un ruido constante que puede resultar molesto. Para el dormitorio, lo ideal es que no supere los 24 decibelios en funcionamiento. Si el sistema tiene la salida fuera del edificio, se debe acatar el reglamento de la comunidad de vecinos y evitar que el ruido moleste a otras viviendas. 

Por tanto, podemos resumir que los requisitos que cumplir para instalar el aire acondicionado son los siguientes y en este orden: 

  1. Poseer una hoja con la información del cumplimiento de instalación. 
  1. La instalación la realizará un profesional cualificado. 
  1. La empresa para la que trabaje el profesional también estará certificada. 
  1. Cumplir con la normativa específica de la comunidad autónoma. 
  1. En caso de ser un edificio, acatar el reglamento de instalaciones térmicas de la comunidad de vecinos. 
  1. Tener en cuenta los requisitos personales: calidad del aire, eficiencia energética, ubicación en el hogar, tipo de equipo, etc. 

Te recomendamos: 

Cómo reducir la factura de la luz con reformas en tu vivienda 

¿Cuánto cuesta reformar una vivienda? 

Compartir Post
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday