Las prisas no son buenas, y en ocasiones por intentar cerrar una operación antes de lo debido se proponen alternativas sin informar convenientemente de los riesgos que pueden implicar.

El vendedor de una vivienda suele calcular los tiempos cuando la venta de la vivienda está motivada por una reposición o traslado. Siempre se intentan ajustar los tiempos para no tener que soportar gastos en exceso.

Cuando esos cálculos fallan, el vendedor puede necesitar unos días/una semana, para hacer efectivo el traslado y mudanza de sus enseres a su nueva vivienda.

Es entonces cuando entra en juego la figura del precario, en virtud del cual, el nuevo propietario permite que el antiguo propietario siga usando la vivienda por unos días.

Este acuerdo debe hacerse constar en la escritura de compraventa, estableciendo claramente el plazo, así como las penalizaciones en caso de incumplimiento.

Surge en ese momento el primer riesgo, pues en ocasiones si la compra de la vivienda es financiada hay entidades bancarias que no admiten en la escritura de compraventa una cláusula de precario, aun cuando sea por un corto periodo de tiempo.

Debe tenerse en cuenta que la Ley no regula la figura del precario, por lo que ha sido la doctrina la que ha fijado el contenido de esta figura jurídica.

Si hemos hecho constar tal circunstancia en la escritura de compraventa o en un contrato, al precarista se le ha concedido la tenencia de la cosa por el tiempo pactado, pero…

¿Qué pasa si pasado ese plazo, no cesa en la posesión concedida? Este es el Segundo riesgo. Habrá que iniciar la acción de desahucio por precario, es decir que para poder desalojar al precarista hay que interponer un procedimiento judicial. Ver artículo 250.1.2º LEC.

¿Vale la pena asumir estos riesgos?

Nuestra recomendación, es que sí se trata de unos días lo más prudente es aplazar la firma en Notaría, y solo en el caso de que resulte muy complicada dicha opción barajar la alternativa del precario, estableciendo una serie de cláusulas de salvaguarda pues en esos días podrían pasar muchas cosas y surgir muchas dudas (plazo para entrega de llaves, mobiliario de la vivienda-inventario, penalizaciones por incumplimiento y autorizaciones que procedan).

En ocasiones las cosas son más complicadas de lo que parecen.

Te recomendamos:

Riesgos de comprar una vivienda heredada recientemente

¿Hipoteca inversa, venta de nuda propiedad o venta de la vivienda?

Compartir Post