Madrid se renueva continuamente y los nuevos desarrollos urbanísticos de la capital son una prueba de ello. La demanda de viviendas y la progresiva recuperación del mercado inmobiliario favorecen la construcción en nuevas zonas. Estas se ubican sobre todo en el sur y el este de Madrid, alejadas de distritos líderes en construcción de vivienda residencial como Hortaleza, Fuencarral y Moncloa.

Ya en 2018 el repunte de la construcción de vivienda residencial en el sur de la capital comenzó a notarse. Los proyectos de viviendas residenciales se triplicaron en solo un año en los distritos de Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde. El distrito de Arganzuela también juega un papel importante en esta nueva ola de desarrollos urbanísticos.

Actualmente, las zonas del sureste siguen despuntando en la construcción de vivienda residencial. El Cañaveral, Los Berrocales y Valdecarros son buenas muestras de ello, pero el norte también se renueva con el proyecto de Madrid Nuevo Norte.

La Estrategia del Sureste, pieza central de los nuevos desarrollos urbanísticos

La denominada Estrategia del Sureste protagonizará el desarrollo de obra residencial en la capital en los próximos años. Recibe este nombre un conjunto de PAUs (Proyecto de Actuación Urbanística) ubicados en las zonas sur y este de Madrid. El Cañaveral es uno de ellos. Se trata de un barrio concebido como ensanche residencial proyectado en 2006, pero cuya construcción se paralizó en 2009. Según información de Cinco Días, actualmente hay 1.800 viviendas finalizadas de las 14.000 proyectadas para su construcción. De estas 14.000, 7.810 cuentan ya con licencia de obra.

Dentro de la misma Estrategia del Sureste también se encuentran otros barrios, como Los Berrocales, también en el distrito de Vicálvaro, que serán un foco importante de vivienda asequible. En el caso de Los Berrocales, está prevista la construcción de 22.000 viviendas en los próximos años. El Ayuntamiento de Madrid firmó el pasado mes de enero el convenio urbanístico para este nuevo desarrollo urbanístico.

Los Ahijones (Vicálvaro), Valdecarros (Villa de Vallecas) y Los Cerros (Vicálvaro) completan este grupo de PAUs (Proyecto de Actuación Urbanística) del sureste de Madrid. En el caso de Los Ahijones, el pasado mes de abril se inició la primera etapa de construcción de las primeras 3.000 viviendas. Para este desarrollo urbanístico hay cerca de 17.000 viviendas proyectadas.

La suma de estos desarrollos supondrá un total de 53 millones de metros cuadrados de suelo y más de 100.000 viviendas.

Madrid Nuevo Norte, un puntal en el norte de la ciudad

El norte, histórico líder de la construcción de vivienda residencial en la capital, no se queda atrás. La llamada Operación Chamartín, rebautizada recientemente como Madrid Nuevo Norte, se encuentra en fase de espera del informe ambiental de la Comunidad de Madrid. Esta operación, que afecta al distrito Castellana Norte, sumará 10.500 viviendas al norte de la ciudad, además de la renovación de la estación de Chamartín y otras iniciativas, como el establecimiento de más de 400.000 metros cuadrados de zonas verdes.

Valdebebas es otro ejemplo de desarrollo urbanístico que destaca en la capital. Con un permiso ya otorgado para la construcción de 48 promociones residenciales, también supone un impulso a la inversión de las empresas que se interesan por la zona. Esto supondrá un total de 3.800 viviendas de nueva construcción.

Estos nuevos desarrollos urbanísticos son la principal bolsa de suelo sin urbanizar de la capital. Por tanto, marcarán el panorama de la vivienda en la capital en los próximos años, y serán claves para la evolución del sector inmobiliario.

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese:

¿Comprar vivienda de segunda mano en Madrid? Ventajas e inconvenientes respecto a una vivienda de obra nueva

¿Comprar vivienda de obra nueva en Madrid? Ventajas e inconvenientes

El Ayuntamiento de Madrid aprueba la regulación para viviendas de uso turístico

Compartir Post