Los asesores inmobiliarios, cuando entablan relación con un cliente, ya sea con o sin exclusividad, adquieren una serie de compromisos que deben respetar y llevar a cabo con profesionalidad. Lamentablemente, en no pocas ocasiones, estos no se cumplen.

A esto suele contribuir, en buena medida, el desconocimiento por parte de los clientes de cuáles son las funciones que un consultor o agente inmobiliario debe cumplir durante la ejecución de su encargo, que no es otro que la venta de una vivienda.

En Inmoversion somos una consultora inmobiliaria en la que creemos que un sector inmobiliario profesional y ético es viable, y esto depende en gran medida de la forma en que desempeñamos nuestro trabajo, los profesionales del sector.  Así que hemos hecho una selección de las funciones básicas que creemos que todo consultor y agente inmobiliario debe cumplir.

Las obligaciones de los asesores inmobiliarios

1) Aunque no existe una legislación específica que regule la actividad de los agentes inmobiliarios, su actividad sí se rige por la Ley para la defensa de los consumidores y usuarios, la cual evidentemente es de obligado cumplimiento.

2) Promocionar las viviendas lo máximo posible. Aunque parezca una obviedad, en un sector inmobiliario con elevada competencia, oferta y demanda, es frecuente que los agentes no se empeñen suficientemente.

3) La agencia inmobiliaria deberá verificar la titularidad de la propiedad, identificar correctamente a las partes y asegurarse de que los inmuebles en venta cumplen con todas las garantías, así como averiguar y conocer la situación jurídica y registral de la propiedad. Toda esta información debe ser puesta a disposición de las partes para su conocimiento.

4) La agencia o el consultor inmobiliario deberá firmar un contrato u hoja de encargo en el que se especifiquen claramente los compromisos que asume  con el cliente.

5) El consultor inmobiliario debe informar al cliente de los contactos recibidos, solicitudes de información, resultado de las visitas realizadas y ofertas propuestas, así como del estatus de las negociaciones, en caso de que estas se inicien para conseguir el cierre de la operación y la compraventa de la propiedad.

6) El Real Decreto sobre protección de consumidores en cuanto a la información en la compraventa y arrendamiento de viviendas obliga al consultor inmobiliario, además, a dar información veraz y completa sobre el precio de la compraventa o arrendamiento, así como sus emolumentos, si se incluyen en el precio ofertado, sin incluyen el IVA y quién los paga.

7) A menudo las agencias inmobiliarias no se responsabilizan si la venta no llega a producirse, aunque el comprador haya entregado las arras. Una vez pagadas, la inmobiliaria reclamará la comisión, independientemente de que más tarde el comprador o el vendedor se eche para atrás.

En Inmoversion te damos garantía de satisfacción, es decir, pagas solo si conseguimos un comprador con una oferta en firme que te interese aceptar.

8) El consultor inmobiliario debe conocer y asesorar al cliente sobre la normativa municipal, comunitaria y estatal que afecte al proceso de compraventa de la vivienda en cuestión.

9) Un agente inmobiliario debe buscar nuevos clientes constantemente, promocionar y mostrar la vivienda en venta.

10) El consultor inmobiliario debe, ante todo, ser un gran negociador para conseguir un buen acuerdo de compraventa para la parte a la que representa.

Si quieres saber más, te recomendamos:

Personal Shopper inmobiliario. Un servicio clave para comprar una vivienda

La nueva Ley Hipotecaria entrará en vigor en junio de 2019. ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Compartir Post