Una vez que se toma la decisión de vender una vivienda una de las primeras cosas que debe hacerse es conocer el valor de venta de tu vivienda.

La mayoría de las inmobiliarias utilizan esta necesidad como reclamo comercial y son innumerables los anuncios sobre valoración online de la vivienda de forma gratuita.

Desde Inmoversion intentamos ofrecer un servicio de valoración de la vivienda con el objetivo de que el vendedor tenga conocimiento no del valor de la venta (algo muy subjetivo) sino del precio de mercado de dicha vivienda, un precio por cierto que no puede ser exacto sino que variará en atención a innumerables variables.

Como inmobiliaria siempre hemos defendido la fiabilidad de una valoración realizada con rigor y con datos. Hoy en día no existe una herramienta digital capaz de realizar una valoración fiable de inmuebles en cualquier punto de nuestra geografía. Son meras aproximaciones basadas en datos estadísticos e información que en muchas ocasiones es incorrecta.

Una valoración inmobiliaria debe ser realizada por una herramienta que tenga datos actualizados y reales sobre operaciones cerradas recientemente, con base en testigos reales, ventas de viviendas y seguimientos de viviendas que están o han estado a la venta en la zona. Todo esto exige un conocimiento local del mercado, por lo que es imprescindible tratar con un experto que trabaje la zona.

1º La valoración debe ser profesional y fiable.

Una valoración será profesional y por lo tanto fiable si ha tenido en cuenta la situación real del mercado en la zona, en el distrito y en el barrio en que se encuentra dicha vivienda. Han de existir testigos reales (viviendas que efectivamente se han vendido). Como inmobiliaria que trabaja de forma profesional en Madrid, disponemos de información no solo del precio de salida sino también del precio de cierre de la operación, tiempo transcurrido, ajustes realizados, etc.

Una valoración debe tener en cuenta todos estos datos reales del mercado, incluso la situación actual y las posibles tendencias a corto plazo, como consecuencia de diversas circunstancias (económicas, sociales, sanitarias, etc). Todo influye.

2º La valoración debe tener en cuenta las características individuales de la vivienda.

No debemos olvidar que una vivienda es un bien singular (situación, altura, orientación, calidades, servicios, …), y más si tratamos con viviendas que han podido ser objeto de mejora, reformas, etc. Una valoración debe ser rigurosa por lo que debes desconfiar de todas aquellas inmobiliarias que para hacer una valoración de tu vivienda les basta con saber la dirección de la vivienda ¿De verdad crees que una valoración se puede hacer así?

No crees que debería resultar importante conocer la distribución de la vivienda, tipo de reformas realizadas en los 5 últimos años, si cuenta con garaje, trastero, zonas comunes, conserjería, etc. No hay que dar nada por sentado.

3º Una valoración debe garantizar un correcto precio de salida.

Ten en cuenta que una correcta valoración de tu vivienda, NO TE GARANTIZA EL MEJOR PRECIO DE VENTA, pero si te garantiza el mejor precio de SALIDA

Si una inmobiliaria te garantiza el mejor precio de venta, desconfía de ella, ya te decimos nosotros que salvo que tenga una bola de cristal, será muy difícil que te pueda garantizar eso. Sin embargo, nosotros, si estamos en disposición de afirmar que con una correcta valoración si se puede garantizar salir a la venta con el mejor precio posible.

4º Una valoración no es una TASACION OFICIAL.

Es importante tener claro que una VALORACION ONLINE no es una TASACION. Muchas inmobiliarias intencionadamente utilizan esta terminología, pero una TASACION solo la puede hacer una empresa tasadora.

En ocasiones será recomendable acudir a una empresa externa objetiva y no vinculada a la inmobiliaria para confirmar el valor de la vivienda por ejemplo a efectos de financiación bancaria.

¿Cómo deben utilizarse las herramientas online de valoración gratuitas?

Las herramientas online de valoración serán efectivas en la medida que sean rigurosas y supongan una primera aproximación al valor de la vivienda.

Si como consecuencia de la solicitud de una valoración recibes un informe en apenas unos minutos debes tener en cuenta que es fruto de una herramienta que no habrá tenido en cuenta las innumerables variables que existen si se conoce y se trabaja una determinada zona.

Si durante el proceso de solicitud no se ha pedido información al respecto, y dicha valoración no tiene en cuenta las características de la vivienda, reformas, mejoras, orientación, altura, etc, está claro que dicha valoración presenta grandes carencias.

Todo lo que te estamos contando lo puedes comprobar tu mismo, prueba a solicitar una valoración de la vivienda a distintas inmobiliarias, descubrirás que a la hora de la verdad algunas lo utilizan como mero reclamo no teniendo en ocasiones ni coherencia los datos que facilitan y por otro lado, la gran disparidad de valoraciones entre una y otra inmobiliaria.

A la hora de la verdad, tendrás que valorar el rigor y la profesionalidad. Puedes elegir conformarte con una valoración online hecha en apenas 20 segundos y con una valoración económica más que cuestionable o puedes elegir una valoración profesional con recogida de datos y confirmación del estado real de la vivienda. ¿Cuál crees que se ajustará más al precio de mercado?

Conclusión:

Una valoración no se debería utilizar como instrumento comercial y herramienta de captación. Una valoración debe ser siempre un servicio de valor añadido para que el cliente tenga información suficiente a la hora de tomar una decisión tan importante como fijar el precio de salida de venta de su vivienda.

Te recomendamos:

Cómo establece el valor de tu vivienda un consultor inmobiliario

¿Necesitas una inmobiliaria para comprar una vivienda en Madrid?

Compartir Post