El tiempo de publicación de compraventa de viviendas se ha vuelto a incrementar a lo largo del segundo y del tercer trimestre de 2020 hasta los 4,7 meses, según la plataforma de big data inmobiliario Brainsre. Un 20% más respecto al primer trimestre del año, en los momentos previos al estallido de la pandemia de Covid-19. Los tiempos para vender se dilatan. Sin embargo, a pesar de las circunstancias externas, hay una serie de claves a tener en cuenta para acelerar la venta de una vivienda:

Aplica el home staging

¿Qué es el home staging?

El home staging parte de la intención de hacer que una propiedad se vea más atractiva para los potenciales compradores. Para ello, puedes hacer lo siguiente:

  • Limpiar y ordenar los espacios.
  • Deshacerte del mobiliario viejo o desgastado.
  • Reparar desperfectos.
  • Despersonalizar el espacio: los potenciales compradores tienen dificultades para imaginarse viviendo en un inmueble con un diseño o decoración demasiado personalizados, lo que finalmente podría disminuir su interés.
  • Potenciar la luminosidad.

¿Por qué hacer home staging?

Para vender un inmueble en un mercado en el que la oferta es abundante y los clientes exigentes, debemos destacarlo de la competencia. El objetivo es convertir la vivienda en un lugar neutro y acogedor donde la mayoría de visitantes se sienta a gusto.

Prepara la documentación para acelerar la venta de tu vivienda

El proceso de venta de una casa puede resumirse en: la fase comercial, cuando la vivienda está en venta y la fase legal, desde el momento en el que se fija un comprador. Ambas requieren los siguientes documentos y certificados:

Fase comercial

  • Documentación comercial (planos, memoria de calidades, etc.).
  • Certificado de eficiencia energética.
  • Inspección Técnica del edificio.
  • Valoración/Tasación (si la hubiera).
  • Copia simple registral de la vivienda, trastero y plaza de garaje.

Fase legal

  • Documento/s de Identidad (DNI) en vigor.
  • Título de propiedad de la vivienda.
  • Hipoteca: Certificado de deuda Pendiente y cancelación Registral (si estuviera hipotecada).
  • Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), certificado que acredite estar al corriente.
  • Informe de la comunidad de propietarios que acredite estar al corriente.

Fija un precio de mercado inteligente

Establecer el precio adecuado para una casa te ayudará a conseguir velocidad de venta y rentabilidad. Para ello puedes:

  • Investigar el mercado: en la red podemos encontrar estudios oficiales sobre el precio del metro cuadrado en una determinada zona o comparar los precios de viviendas similares.
  • Buscar asesoramiento inmobiliario: las inmobiliarias cuentan con experiencia y conocimiento del mercado local, por lo que pueden servir como asesoramiento sin necesidad de invertir en peritaje oficial.
  • Sacar el inmueble al mercado: recibir visitas de potenciales compradores puede ofrecerte una valiosa información que te ayude a establecer una horquilla de precio razonable.

Toma buenas fotos para acelerar la venta de tu vivienda

Las fotos forman parte de la primera impresión, la cual puede determinar si nos contactan o descartan la oferta.

  • Prepara la casa: mantén un ambiente y decorado neutro. Presta atención a los detalles.
  • Ilumina bien: escoge el momento de mayor intensidad lumínica del día. Evita los contrastes y el contraluz, sin tener miedo de jugar con la iluminación artificial.
  • El encuadre y el ángulo correcto: haz las fotos desde las esquinas para dar sensación de espacio. En cuanto al ángulo, la opción correcta es el medio, aproximadamente desde la altura del pecho. ¡No olvides sacar la foto en horizontal!
  • Número de fotografías: mínimo una por estancia. Hay que buscar un equilibrio, mostrando todos los elementos que añaden valor al inmueble pero sin saturar al comprador. Lo importante es la calidad, no la cantidad.

Atiende a los interesados rápidamente y prepara las visitas

Una vez esté la casa preparada y anunciada, debes prestar atención a los contactos que surjan. Es importante cumplir con las necesidades del interesado. Para ello debes:

  • Dar respuesta lo más pronto posible.
  • Mantener un registro de los contactos de interés que vayas recibiendo.
  • Agendar las visitas con concreción, pero con suficiente tiempo de separación entre sí para que se pueda ver la casa con comodidad entre una y otra.
  • Es recomendable apuntar las impresiones de cada una, para tener en cuenta cada necesidad y detalle.
  • Estar preparado para cualquier pregunta, ya sea sobre el vecindario, el edificio, los gastos, si se ha reformado la vivienda, etc.

Te recomendamos:

¿Qué es el home staging?

La venta de tu casa cuando todavía no la has dejado

 

Compartir Post
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday