Los errores al vender una casa son comunes, ya que si no eres un agente inmobiliario lo más probable es que sea un trámite que no realices más de dos o tres veces en tu vida. Pero son errores que pueden salirnos muy caros, por eso es importante conocerlos y evitarlos.

En Inmoversion hemos hecho una selección de cuáles son los errores más frecuentes:

1. ¿Reformar o no reformar? 

La decisión de reformar o no reformar debe estar basada en un análisis de cuánto costará esa reforma y cuánto subirá el precio en la venta. No hay que asumir que una casa antigua, sin reformar, será mal vendida. Hay compradores que prefieren adquirir una vivienda sin reforma, para adecuarla a su gusto. 

En una entrevista en El País la directora técnica de Cuida tu casa, Sandra Barañano, señalaba que una reforma bien realizada puede suponer una revalorización de la vivienda de en torno a un 20%, mientras que una propiedad no reformada podía perder alrededor de un 25% de su valor de mercado. 

Atendiendo a estas cifras, es evidente que le mejor elección es reformar. Pero son solo una media, y la inversión necesaria para renovar cada propiedad es muy variable, y en ocasiones el aumento del precio no es tan elevado. 

Además, hay que tener en cuenta que existen otros factores que pueden pesar mucho más sobre el precio de la vivienda, como puede ser la ubicación.  

2. Decoración muy personal: Home staging 

Cuando se pretende buscar una vivienda, lo mejor es optar por una decoración neutra. Un arreglo muy personal de la vivienda puede disuadir a compradores que no compartan nuestros gustos. 

Existen empresas que ofrecen un servicio llamado “home staging” (puesta en escena de una casa). Se trata de una tendencia que comenzó en Estados Unidos, y que se hizo popular en España con la crisis financiera de 2008.  

El “home staging” no es la decoración de una casa exactamente, sino la puesta a punto reparando los detalles necesarios y dándole un aspecto neutro y amable para que guste al mayor número de compradores. Este es uno de los errores al vender una casa que suponen que el comprador potencial no llegue a ver la casa como su futuro hogar.

3. Dejar deudas pendientes 

Antes de iniciar el proceso de venta es necesario revisar que todos los pagos estén al día, ya que una deuda que aparezca durante el proceso de venta podría disuadir al comprador de cerrar la negociación. Estos son los adeudos que debes evitar: 

  • Facturas impagadas de gastos relacionados con el inmueble (agua, electricidad y gas). 
  • Hipoteca previa: si se decide subrogar, habrá que realizar el trámite, pero si no hay que asegurarse de que se ha liquidado la deuda y se tiene una carta de adeudo. 
  • Adeudos con propietarios anteriores. 
  • Servidumbres legales y voluntarias 
  • Gastos de comunidad 

 4. No preparar la documentación necesaria 

Si no se tiene estos documentos en regla y listos para entregar, se corre el riesgo de perder una buena oferta, ya que el comprador no está dispuesto a esperar. 

5. Desconocer las ventajas del inmueble 

Otro de los errores al vender una casa más cometido es el que te explicamos a continuación. Lo que más nos guste de nuestra casa no es necesariamente lo que más aumenta su valor. Cuando se decide dar el paso de vender es recomendable hacer una investigación en profundidad o consultar con un experto sobre cuáles son los elementos de una vivienda que más se están valorando en el mercado en el momento, en la zona en donde esté ubicado el inmueble. Una vez realizado este análisis se deben destacar esas ventajas en los anuncios de venta. 

Por ejemplo, puede darse el caso de que un barrio esté de moda para un sector determinado de la población, con gustos muy específicos, por lo tanto, que en ese momento esté más valorado en ese mercado concreto la compra de una vivienda sin reformar, para poderla adaptar a los gustos del comprador. En ese caso, habría que resaltar que la vivienda está lista para reformarse.  

6. Precio equivocado 

En la Sede Electrónica del Catastro puedes consultar el valor catastral de tu vivienda, el cual sirve para hacer una estimación de cuál será el precio de venta. Sin embargo, este no determina el precio definitivo de venta.  

Las inversiones que hayas hecho en tu hogar, así como la situación en el mercado pueden elevar su precio. Por el contrario, factores como el descuido del inmueble pueden haberla depreciado. Por eso, lo mejor es consultar con un experto en el sector inmobiliario que establezca el precio real de la vivienda.

7. Anunciar la vivienda en un único canal 

Puedes anunciar la venta de tu vivienda en empresas inmobiliarias, en web de anuncios o en periódicos. Aunque a primera vista pueda parecer que son muy similares, tienen públicos distintos y anunciarla en varios aumenta la probabilidad de conseguir una buena oferta de compra. 

8. Publicar malos anuncios 

Un buen anuncio debe resaltar los aspectos que previamente has determinado que eran las ventajas de tu vivienda y omitir detalles que puedan disuadir a los compradores. 

Y, sobre todo, debe contener buenas imágenes, ya que esta es la clave para que al comprador le llame la atención una vivienda y vaya a visitarla.  

Al hacer fotos de tu propiedad, recuerda:  

  • Elige un día despejado para hacer las fotos 
  • Hazlas siempre de día e intenta que sea con luz natura. 
  • No uses flash. Si no hay mucha luz natural, recurre a las luces artificiales de la casa.  
  • Haz fotos de las estancias completas, pero también de los detalles de elementos que estén en buen estado 
  • Si es posible, haz fotos de las estancias amuebladas y decoradas de manera neutra 
  • Que nadie aparezca en las fotos 
  • Quita los elementos cotidianos que puedan crear ruido en las fotos 
  • Si tienes mascotas, que no salgan en las fotos y oculta todos los elementos que indiquen que tienes animales en el hogar. 

9. Descartar la ayuda de un profesional 

Aunque contratar un profesional para vender una vivienda supone un gasto adicional, recurrir a un servicio de calidad servirá para hacer un análisis detallado de las condiciones de la vivienda, una buena valoración – teniendo en cuenta la relación calidad precio- de las mejoras que se pueden llevar a cabo para incrementar el valor de la propiedad, así como un estudio de mercado adecuado. Estos elementos contribuirán a establecer el precio de la vivienda de manera óptima.  

10. No evaluar al comprador 

Antes de comprometer la venta con un comprador y descartar a otros potenciales, es necesario que este demuestre su capacidad de pago. No quites el cartel de se vende ni dejes de enseñar la propiedad hasta que no tengas pruebas de que el comprador va a llevar a cabo la operación.  

Esperamos que, gracias a nosotros, hayas aprendido algo más sobre los errores al vender una casa más comunes, y que puedas evitarlos.

Te recomendamos:

¿Qué documentación necesito para pedir una hipoteca?
Consejos a la hora de comprar un piso

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir Post