El distrito de Retiro destaca sobre todo por albergar el gran parque del mismo nombre, que ejerce de gran pulmón verde de Madrid. Este gran atractivo vertebra el distrito y lo dota de una personalidad propia, convirtiéndose así en lugar del arte y la cultura, pero también en el gran pulmón de Madrid y en centro de ocio.  

El parque, bautizado en sus inicios como Jardines del Buen Retiro, fue construido en el siglo XVII por iniciativa de Felipe IV como una finca de recreo para la Casa de Austria. Posteriormente, en 1868, pasó a formar parte del patrimonio municipal y fue sede de exposiciones internacionales durante los siglos XIX y XX.  

La construcción del barrio que fue germen del distrito, Jerónimos, tiene lugar a finales del siglo XIX, época en la que se construyen varios ensanches en la ciudad. 

El distrito de Retiro no se reduce a su parque homónimo, sino que está constituido por seis barrios: Pacífico, Adelfas, Estrella Ibiza, Jerónimos y Niño Jesús. Limita con las calles de Alcalá y O’Donnell en el extremo norte, Doctor Esquerdo en el este, la Avenida del Mediterráneo y el Paseo de la Reina Cristina en el sur y la Calle de Alfonso XII en el oeste. 

Sus calles tienen una estructura y un trazado similares a los de su vecino barrio de Salamanca, con aceras anchas y amplios bulevares pensados para los paseos de la burguesía y para el ocio. El distrito de Retiro es, además, el del arte y la cultura por excelencia, con algunos de los museos, monumentos y edificios más emblemáticos de Madrid.  Las viviendas, amplias y construidas inicialmente para la burguesía en unos casos y más modestas en otros, son muy deseadas, por la cercanía al centro y por la tranquilidad de sus calles.

Los barrios de Retiro, lugar de arte y cultura

 Los barrios son bastante diferentes entre sí, dado que una parte del distrito delimita con Puente de Vallecas, Moratalaz y la otra con Centro y Salamanca. El barrio de Pacífico es el más poblado del distrito. Recibe su nombre por la antigua Avenida del Pacífico que recorría el barrio por el sureste de la ciudad, y que actualmente es la Avenida Ciudad de Barcelona. Tiene en su haber algunos lugares emblemáticos, como la plaza Mariano de Cavia y el Panteón de Hombres Ilustres.  

Por su parte, los barrios de Adelfas y Estrella limitan con la calle Doctor Esquerdo y Conde de Casal y con Moratalaz y la calle O’Donnell, respectivamente. Ambos barrios han ido creciendo a la par con la expansión de la ciudad. El barrio de Ibiza, casi fusionado ya con el barrio de Salamanca, tiene una estructura y trazado muy similar a este. 

En cuanto a Jerónimos y Niño Jesús, son los barrios tradicionalmente asociados al Parque del Retiro, que se encuentra dentro de los límites del primero. Se trata de zonas muy vinculadas al arte y a la cultura, especialmente la primera, con edificios y monumentos como el Museo del Prado, la Puerta de Alcalá, el monasterio de San Jerónimo el Real y el Palacio de Cristal. 

Su carácter residencial y tranquilo y su cercanía al centro de la ciudad convierten al distrito de Retiro, con sus distintos barrios, en un lugar elegido por los ciudadanos de Madrid para fijar su residencia, con concentración especial en el barrio de Pacífico, muy elegido también entre universitarios y jóvenes en general.  

Como otros distritos de Madrid, Retiro es lugar de contrastes, pero su protagonista es, sin lugar a dudas, el famoso parque y su Feria del Libro, su estatua del Ángel Caído o la Cuesta de Moyano.  

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

Compartir Post